santaleonorHoy se celebra Santa Leonor, Reina de Inglaterra en el siglo XIII, cuñada de San Luis Rey de Francia y contemporánea de San Francisco de Asís, Santo Domingo de Guzmán, San Antonio de Padua, Santa Clara y San Femando III.

Debía ser una mujer de armas tomar, enérgica, decidida, fuerte y de gran valor, mujer de Estado y madre de familia ejemplar.

Se dedicó a la misión política que la vida le deparó con una valentía y generosidad llamativas pero una vez vio concluida esa misión, se recluyó en un convento donde pidió, por favor, que no le pusieran ningún cargo, ni tuvieran distinción alguna con ella, por su condición de Reina de Inglaterra. Y cuenta ella, que le parecía mentira haberse visto libre de las responsabilidades y de los miles de problemas y enredos de las cortes.

Pues ahí está el verdadero significado de la política: el servicio generoso y valiente al bien común sin rehuir la batalla ni escatimar esfuerzos, pero sin apegos, sin ansias de poder, sin vanidad y con el centro fijo siempre en su sitio.

Santa Leonor no fue santa por ser Reina de Inglaterra, ni por haber desempeñado su labor estupendamente, cosa que además creo que no hizo, sino por haber entendido la política como un servicio a los demás y haberse entregado con generosidad a ese servicio, por haber sabido renunciar a los privilegios y los honores de la corte cuando llegó el momento, por haberse reconocido como un simple instrumento de Dios, por su humildad, su alegría y su sencillez, y, sobre todo, por su amor a Dios.

Porque, al final, lo único que importa es el amor.

Leonor Tamayo.