Victoria del clamor social por la libertad frente a la ideología

El PP incluye en su programa la supresión

de Educación para la Ciudadanía

Madrid, 1 de noviembre de 2011. Hace sólo unas horas se ha hecho público el programa electoral del Partido Popular; en él se incluye la sustitución de Educación para la Ciudadanía (EpC) por otra asignatura basada en el estudio de la Constitución y de las instituciones nacionales y europeas.

«Con este importante paso», explica Jaime Urcelay, presidente de Profesionales por la Ética, «se eliminaría un conjunto de asignaturas diseñadas para el adoctrinamiento ideológico, algo que no hubiera sido posible sin el testimonio y el coraje permanente de padres, alumnos  y asociaciones que han luchado durante ya casi 5 años por su libertad y la de todos los ciudadanos movilizándose, sufriendo acosos de todo tipo curso tras curso».

Urcelay recuerda asimismo que el conflicto ocasionado por EpC ha dado lugar a casi 55 000 objeciones además de a miles de procedimientos judiciales, incluyendo la demanda de 400 padres y alumnos ante el Tribunal de Estrasburgo y la denuncia de las asignaturas ante una decena de foros internacionales. En las últimas semanas, más de 12 000 ciudadanos han solicitado a Mariano Rajoy que incluya en el programa del PP la derogación de estas polémicas materias escolares.

«También valoramos positivamente el anuncio realizado por el PP de legislar a favor de la maternidad», concluye  el presidente de Profesionales por la Ética, «pero lamentamos la falta de coraje para derogar la actual legislación sobre el aborto, incluyendo la imposición de una educación sexual gubernamental prevista en esa norma».

Profesionales por la Ética, según Urcelay, seguirá  trabajando, como hasta ahora, en defensa de la libertad y los derechos fundamentales de las personas. «Nuestra asociación se mantendrá alerta para asegurar que los procesos de reingeniería social realizados desde el poder llegan a su fin, instando a gobiernos y administraciones a buscar el bien común de la sociedad evitando servir a sus intereses partidistas y proyectos ideológicos».