images

Siguiendo el juego democrático, parece que la mayoría de los españoles ha dado una patada a Zapatero y a su partido y ha apostado por el PP, que obtendría una victoria histórica gobernando en comunidades autónomas en las que nunca lo ha hecho.

La política no lo es todo, evidentemente. Pero establece un marco que en buena medida configura una sociedad, no solo por lo que hace sino también por lo que deja de hacer cediendo espacio a los ciudadanos y dejando libertad a las personas.

A mi no me entusiasma el Partido Popular pero me alegro enormemente del rechazo al proyecto más sectario de la democracia española. El remate ha sido nada menos que permitir que Bildu esté de nuevo en los ayuntamientos, una terrible noticia que estremece a cualquier ciudadano de bien.

Es la hora del PP. Pero espero que gobiernos y administraciones adelgacen y sea la sociedad civil, los ciudadanos los que nos impliquemos en la construcción del bien común sin esperar a que otros vengan a decirnos lo que tienen que hacer. Y eso es responsabilidad de todos. A ver si somos capaces de hacerlo.

Teresa García-Noblejas