Desde 2004 el sindicato ha recibido casi dos millones de euros
sólo del Ministerio de Educación

Madrid, 12 de noviembre de 2009. A estas alturas a nadie se le escapa la excelente relación existente entre el sindicato UGT y el Gobierno de Rodríguez Zapatero en materia de política económica y social.

Sin embargo, resulta más desconocida la inestimable colaboración prestada por este sindicato al proyecto ideológico socialista plasmado en educación y muy particularmente en las polémicas asignaturas de Educación para la Ciudadanía (EpC).

Pues bien, la sección de Enseñanza de UGT desvela su adhesión a la educación «oficial» en una publicación titulada FETE-UGT. Nuestro compromiso con la Educación a la que ha tenido acceso Profesionales por la Ética. En síntesis, según esta publicación, FETE-UGT defiende «un modelo de escuela progresista laica, plural y democrática» en el que «se forme a los alumnos en el replanteamiento permanente de las ideas recibidas». En concreto, en EpC el sindicato lleva desarrollando una campaña dirigida a formar a alumnos de Infantil y Primaria a través de libros, DVD, fichas didácticas, talleres, folletos y recomendaciones para el profesorado.

Entre los materiales educativos de UGT, además de la multiculturalidad, los Objetivos del Milenio o la discapacidad, se incluye un amplio apartado dedicado a la educación afectivo y sexual en el que destaca el apoyo a la campaña Una escuela sin armarios, promovida por los colectivos de activistas homosexuales. El fin de esta campaña es que se visibilicen las distintas «orientaciones sexuales» «en el currículo escolar, en el lenguaje y en la práctica educativa». También se pretende que los alumnos reconozcan y valoren los distintos modelos de familia.

Para Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, la implicación de UGT en el proyecto ideológico de EpC no es nuevo porque este sindicato ha intentado personarse (sin éxito) incluso en procedimientos judiciales en defensa de los contenidos de estas asignaturas.

Hay que destacar, finalmente, que, según datos recopilados por Profesionales por la Ética, desde el año 2004 hasta la actualidad el sindicato UGT ha recibido del Ministerio de Educación 1 784 272 euros.