El proyecto de reingeniería social de la Junta de Andalucía sigue implacable su curso. Ahora se trata de asegurar, con métodos totalitarios, que nadie en la escuelas de esta Comunidad se escapa de los dictados de la ideología de género y el pensamiento único. Así lo ha denunciado Teresa García-Noblejas, Directora de Comunicación de Profesionales por la Ética, en este análisis publicado en el diario Actuall:

LOS COLEGIOS DE ANDALUCÍA DEBERÁN CONTRATAR UN ‘VIGILANTE DE GÉNERO’

Teresa García-Noblejas / Actuall, 04-11-2015

El gobierno andaluz está impulsando la modificación de la Ley para la Promoción de la Igualdad de Género en Andalucía, en vigor desde 2007. El anteproyecto de la nueva norma, que probablemente se apruebe a lo largo del presente año, incluye un generoso capítulo destinado a sensibilizar a los alumnos en los dogmas del género mediante actividades de educación sexual, es decir talleres, cursos, charlas, campañas, días conmemorativos y publicaciones.

Sin embargo, el desembarco de los ideólogos de género en la comunidad gobernada por Susana Díez no es nuevo. Por ejemplo, en las primeras semanas de curso escolar, el equipo directivo de los centros educativos recibe indicaciones de la Consejería de Educación para planificar actuaciones en el plano de la igualdad a lo largo del curso.

En primer lugar, los colegios e institutos deben contar con un responsable de coeducación, oficialmente encargado de aplicar el Plan de Igualdad entre Hombres y Mujeres en los ámbitos escolares. Entre sus obligaciones está impulsar acciones de sensibilización durante el horario escolar y elaborar un Informe anual así como vigilar que la perspectiva de género sea un elemento transversal en el curriculum. El Consejo Escolar de los centros educativos deberá contar también con una persona dedicada a promover la “igualdad de género” en el centro.

«Diagnósticos» en perspectiva de género en los colegios

Entre las sugerencias para realizar acciones concretas a favor de las políticas de género, la Consejería de Educación recomienda vigilar el lenguaje escrito en los comunicados, carteles y documentos administrativos, en las expresiones orales y en la web de Institutos de Educación Secundaria y colegios de Educación Primaria.

La Junta andaluza insta a los educadores, además, a realizar “diagnósticos” en perspectiva de género sobre el uso de espacios escolares, las tareas domésticas, las relaciones interpersonales y las actividades físicas y de ocio. Para facilitar la vigilancia se proporciona un cuestionario al que ha tenido acceso Actuall y que incluye, entre otras preguntas, si existe “una utilización igualitaria de espacios, recursos y tiempos”, si se realizan actividades de ocio con “perspectiva de género” o si se revisan los libros de texto y materiales escolares para garantizar su adecuación.

Y es que en Andalucía nada es ajeno al Gran Hermano que, con el pretexto de la igualdad entre hombres y mujeres, se introduce en todos los ámbitos de la vida social y personal para imponer la deconstrucción sexual a favor del género que uno elija para sí mismo.

http://www.actuall.com/educacion/los-colegios-de-andalucia-deberan-contratar-un-vigilante-de-genero/