Rubalcaba-Me-presento-a-las-pr_54160993545_53699622600_601_341Uno de los principales responsables del desastre educativo en el que estamos sumidos, y parecería que sin remedio, es el plenipotenciario vicepresidente Rubalcaba, al que ahora parece que hay que llamar «Alfredo»; pero yo prefiero no darle confianzas. Rubalcaba acaba de deleitarnos con un comentario socarrón que delata la miseria moral del socialismo español. A todos, hasta al hábil Rubalcaba, se nos calienta a veces la boca. La edición digital de El País nos regala la frase, expresada al final de un encuentro a puerta cerrada para 800 fieles militantes socialistas de Cataluña. Y dice lo siguiente:

Rubalcaba (…) aseguró de manera muy coloquial e irónica: «Tenemos un sistema educativo que lo que sí hace de putísima madre es formar a funcionarios».

No sabemos si lo que Rubalcaba pretende es:

a)    Reírse y despreciar a los funcionarios haciendo de ellos paradigma de los mal formados.

b)    Considerar que el sistema educativo es perfecto porque les ha permitido preparar un montón de lacayos ideológicos y enchufarlos a todos los niveles del sistema.

c)     O ambas cosas.

Pero lo grave es lo siguiente: que D. Alfredo Pérez Rubalcaba, el infausto muñidor de la peor reforma educativa que vieron nuestras escuelas. Es quien implantó definitivamente el acoso a la escuela de iniciativa social, quien le recortó sus medios materiales y rebajó las exigencias de excelencia en la escuela pública, prohibió la evaluación objetiva de los conocimientos y el premio al esfuerzo, así como el castigo al vago (haciendo casi imposible el suspenso y la repetición de curso). El Rubalcaba que entregó la escuela a la batalla de las ideologías y al laicismo más grosero, el que arrebató a los docentes toda autoridad, el que como Secretario de Estado de Educación diseño y redactó la LOGSE y como Ministro de Educación y Portavoz del Gobierno de Felipe González la implantó, ese Alfredo Pérez Rubalcaba ahora se pone de perfil y suelta un chascarrillo contra el mismo sistema que sufrimos diariamente todos los españoles y especialmente los padres y los profesores.

Porque una cosa es clara, el sistema educativo español que ahora sufrimos es hijo de Rubalcaba. La Ley Orgánica General del SISTEMA EDUCATIVO que pretende ahora criticar es obra suya y de Marchesi, ínclitos pilaristas, rebotados y laicistas.

¡Qué poca vergüenza! Después de destrozar el sano tejido educativo español con teorías constructivistas y democratizadoras de la educación y con lo peor de la pedagogía conductista, nos viene con bromas soeces. ¡Qué miseria moral la de Rubalcaba! La LOE, implantada de nuevo por los mismos técnicos que él dejó (Tiana, Pérez Iriarte, Uruñuela y otros al frente) no es más que el perfeccionamiento del modelo. Educación para la Ciudadanía es el culmen de la manipulación ideológica de las conciencias, a partir de un programa que ya anidaba transversalemente en la LOGSE. Y por eso ahora se ha podido atacar al «monstruo».

¡Qué indigno, qué mentiroso, que poca vergüenza la de Rubalcaba!

Fabián Fernández de Alarcón