Si no era suficientemente grave la implantación de la Educación para la Ciudadanía hasta ahora, este año es vomitiva, ya que las víctimas de la «Creación del Nuevo Ciudadano» son niños de 10 años…

La Educación para la Ciudadanía en 5º de Primaria esconde las siguientes joyas:

1. Pretende que los alumnos «reconstruyan» su sistema de valores poniéndolo en cuestión. Tiene este objetivo especial gravedad porque se trata de niños de 10/11 años.

2. Elimina el concepto de autoridad moral proponiendo la recreación del sistema de valores propio a base del diálogo y el análisis de la realidad (todo ello, como es inevitable, guiado por el profesor).

3. Introduce y refuerza la primacía de los sentimientos como razones del obrar moral. El alumno debe obrar según su sentir en el momento. No se trata ya de obrar por normas o deberes, sino por lo que uno siente.

(Extraído del documento Claves distintivas Diario de un Padre Objetor http://www.padreobjetor.com)

¿Pero qué parte de las palabras de los Obispos españoles no está suficientemente clara para que colegios de inspiración católica no nos pongamos en pie ante tamaña injusticia?: ¿Recordamos estas palabras de nuestros Obispos?.

«Deseamos, en cambio, recordar que la gravedad de la situación no permite posturas pasivas ni acomodaticias. Se puede recurrir a todos los medios legítimos para defender la libertad de conciencia y de enseñanza, que es lo que está en juego. Los padres harán uso de unos medios y los centros, de otros. Ninguno de tales medios legítimos puede ser excluido justamente en ninguno de los centros en los que se plantea este nuevo desafío: ni en los centros estatales ni en los de iniciativa social».

¿Qué posturas no acomodaticias se están llevando a cabo en los centros escolares, qué información se nos está dando a los padres? ¿Por qué los colegios trabajan en proyectos solidarios con países del tercer mundo y se tapan los ojos, los oídos y la boca ante la injusticia que supone la manipulación gubernamental en las mentes de los niños y jóvenes españoles que no van a nuestro estupendo colegio?

Exijo a los colegios responsabilidad social y que miren más allá de sus cuatro paredes…

Me espantaría la idea de un colegio que se atrinchera para formar los líderes del futuro mientras a su alrededor se gesta una masacre…

¡MI HIJO NO ENTRA EN CLASE AUNQUE LA EPC DE SU COLEGIO SEA SANTA Y BENDITA!

Lourdes Aróstegui

Madre Objetora