Mc Cafferty PACEEl 7 de octubre de 2010 fue sometido a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa el llamado Informe McCafferty, por el que la diputada inglesa de este apellido pretendía la restricción de la objeción de conciencia del personal sanitario frente al aborto. Tras el debate y correspondiente votación, el texto del proyecto de resolución fue sustituido por una nueva redacción en la que, en aplicación de los derechos humanos reconocidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos, se afirma y garantiza el derecho a la objeción de conciencia del personal sanitario. La Resolución 1763 (2010) con el nuevo texto fue aprobada por la mayoría de los diputados de la Asamblea en lo que fue considerado un importante y positivo avance frente a una pretensión totalitaria negadora de los derechos de conciencia.

Sin embargo, y a pesar de que muchos de los representantes suecos en la Asamblea Parlamentaria votaron también a favor de la Resolución 1763 (2010), ahora el Parlamento sueco quiere reabrir la discusión en Europa y ha votado un texto que pedirá a la Asamblea europea “que trabaje por un cambio en esta Resolución”.

Según Johan Lundell, Secretario General de Ja till Livet, ”la ley sueca no reconoce el derecho a la objeción de conciencia del personal sanitario, y desde que la Resolución 1763 fue aprobada no hemos visto que se haya dado ningún paso en esa dirección por parte el Ministro de Asuntos sociales, Göran Hägglund, que a su vez el líder del partido demócrata  cristiano sueco”.

Leer el texto completo de la Resolución 1763 (2010) sobre «El derecho a la objeción de conciencia en la asistencia médica legal» (en inglés).

El texto aprobado el pasado martes en el Parlamento sueco por 271 votos frente a 20 y 18 abstenciones, es el siguiente:

“La Resolución 1763 (2010), adoptada el 7 de octubre de 2010 por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, implica que el personal sanitario debe tener la posibilidad de optar por no practicar abortos. La postura del este comité ha sido ya expresada en el informe 2009/10:UU15 de la comisión: “Los derechos humanos en la política exterior sueca”. El presente comité sostiene que Suecia debe apoyar cualquier esfuerzo por hacer el aborto libre, seguro y legal para todas las mujeres. Suecia es uno de los pocos países que son fundamentales en el trabajo internacional centrado en los derechos a la salud sexual y reproductiva. La política sueca sobre los derechos a la salud sexual y reproductiva se mantiene inalterable. El presente comité señala que el aborto no está suficientemente cubierto en el tratado de Unión Europea. Este comité se mantiene en contra del contenido de la Resolución 1763(2010) y pide a la delegación sueca a ser proactiva para alcanzar un cambio en esta resolución.”