Tras la renuncia del Gobierno de Rajoy a la reforma del aborto en España salvo en un aspecto mínimo, la vigencia de la práctica totalidad de la Ley Orgánica 2/2010, de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo exige, desde luego, una intensificación de la pedagogía social de la cultura de la vida y del valor de la maternidad. Pero junto a ello, hay medidas que, sin necesidad de cambios legislativos de alcance, pueden adoptarse desde las administraciones públicas y los colegios proefesionales de médicos para reducir el número de abortos y apoyar a las mujeres embarazadas con dificultades, sin renunciar al único objetivo a la altura de nuestra humanidad: el aborto cero.

En este sentido, Profesionales por la Ética propone desarrollar un Plan Integral de Ayuda a la Maternidad en situaciones difíciles, impulsado desde los centros de salud de Atención Primaria.

Este Plan desarrollaría el art. 14 de la citada ley, que considera que hay que informar a la mujer embarazada sobre los derechos, prestaciones y ayudas públicas de apoyo a la maternidad , artículo que no se ha llevado a la práctica privando a la mujer de la información necesaria.

Esta información a la mujer embarazada, que la ley contempla, carece de desarrollo efectivo en los Centros de Atención Primaria a los que acude la mujer como primer destino nada más conocer su embarazo. Con la ley actual, el aborto se ha convertido en un “derecho» en las primeras 14 semanas ya que se autoriza su realización a partir de una simple petición de la mujer, propiciando el aborto como única salida.

Añadir esta modificación de Desarrollo de un Plan integral de ayuda a la maternidad en situaciones difíciles no cambiaría una legislación pésima respecto al derecho a la vida. Pero permitiría impulsar un Plan para que se cumpla el apartado de información que la ley exige y que no está siendo efectivo.

El Plan Integral de Ayuda a la Maternidad desde Atención Primaria serviría para:

• Fomentar el bienestar integral de la mujer.

• Promover la detección de situaciones de violencia sobre la mujer en relación al aborto detectadas en las consultas.

• Facilitar a los profesionales de Atención Primaria, en un apartado de la intranet actualmente disponible, información sistematizada e imprimible que permita dar ágil respuesta a los problemas concretos detectados en la consulta: recursos sociales, laborales, jurídicos, guarderías, recursos materiales y sanitarios, favoreciendo la gestión oportuna . Otra posibilidad operativa es que el médico de atención primaria derive a la mujer embarazada a Unidades específicas cuyas características describimos en el enlace al que se accede pinchando aquí.

Este Plan podría obtener el consenso de todos los partidos porque:

• El Consejo de Estado en su informe sobre la Ley Orgánica 2/2010 defendió que la información a la embarazada ha de orientarse a la protección a la maternidad y no al fomento de la interrupción del embarazo.

• El protocolo desarrollado en Castilla y León de actuación conjunta de las Consejerías de Familia, Sanidad y Educación para la atención a la mujer embarazada en situación de vulnerabilidad fue apoyado por todos los partidos.

Un Plan realista de atención a la mujer implica necesariamente a los centros de Atención Primaria. Sin la participación de estos las ayudas a la mujer carecen de efectividad.

Referencias:

Propuesta de cambio de la legislación sobre el aborto. Reflexiones desde la práctica clínica: pinchar aquí.

Protocolo de actuación conjunta Castilla y León: pinchar aquí.