Encuentro Objetores de CyL

Más de 25o asistentes celebraron en Villagarcía de Campos (Valladolid) las 192 sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que eximen  a 396 niños de cursar las asignaturas de EpC.

VALLADOLID, a 29 de noviembre de 2009.- Este domingo, 29 de noviembre, se celebró en Villagarcía de Campos (Valladolid) el I Encuentro de Objetores a Educación para la Ciudadanía de Castilla y León, que congregó a más de 250 personas.

La jornada estuvo marcada por la alegría y la satisfacción que para las familias objetoras castellanoleonesas representa que el Tribunal Superior de Justicia de la región (TSJCyL) haya reconocido en casi 200 resoluciones el derecho de los padres a invocar razones de conciencia para evitar que sus hijos reciban enseñanzas de Educación para la Ciudadanía (EpC), tal y como está configurado su actual currículo en los reales decretos del Ministerio de Educación y en los decretos de la Junta de Castilla y León.

El TSJCyL ha dictado ya 192 fallos que eximen de la obligación de cursar EpC a 396 hijos de familias objetoras de cinco provincias. 82 de esos niños, amparados por 38 resoluciones, residen en Salamanca; son de Soria 109 menores, a quienes afectan otras 71 sentencias; viven en Valladolid 155 alumnos, a los que 71 fallos permiten no dar EpC; 9 niños exonerados mediante 2 fallos son de Ávila; por último, las 10 sentencias notificadas la pasada semana declaran exentos a 41 menores de Burgos.

Tras la recepción y acogida de los participantes, inauguró el Encuentro Marisa Pérez Toribio, presidenta de Soria Educa en Libertad y de España Educa en Libertad. En su alocución, destacó que “el movimiento objetor a EpC está firmemente consolidado”, porque los padres están “cada vez más firmes en sus convicciones”. Resaltó así mismo que lo que en los albores del movimiento objetor se intuía “como una intromisión del Estado” en la formación moral de los menores “tiene un alcance mucho mayor”, puesto que se ha evidenciado que forma parte de “un proyecto ideológico y cultural del Gobierno, que pretende transformar la sociedad española y redefinir al hombre”. “Un proyecto –añadió- que pasa por moldear las conciencias de nuestros hijos”. “Pero no estamos dispuestos a permitirlo. Vamos a defender a nuestros hijos y a los de todos, e intentaremos estar a la altura de este reto”, aseguró.

Tras la apertura, estaba anunciada la participación, como primera ponente, de M.ª Rosa de la Cierva, miembro del Consejo Escolar del Estado, pero una indisposición le impidió asistir. Así pues, fue el presidente de Profesionales por la Ética, Jaime Urcelay, el encargado de impartir la primera conferencia: «¿Quién educa a nuestros hijos? De EpC a la educación sexual obligatoria». En su intervención, Urcelay, después de destacar la fortaleza del movimiento objetor, animó a los padres a seguir luchando por la libertad de educación y alertó sobre los contenidos de la educación afectivo-sexual que la ley del aborto impondrá como obligatoria para todos los alumnos a partir de los 11 años: “Al igual que en EpC –afirmó-, se trata de expropiar los derechos de los padres, inculcando a nuestros hijos una ética que se dice común y que en realidad es la moral sexual de unos pocos, que, desde la educación, se quiere imponer a toda la sociedad”.

Por su parte, Francisco José Ramos Vega, abogado de las plataformas de Ávila, Salamanca, Soria y Valladolid, disertó sobre «Presente y futuro de la batalla judicial contra EpC». El jurista, que habló en nombre de todos los letrados defensores de las familias objetoras, aseguró que la que se les ha encomendado es una misión de la que se sienten muy orgullosos. Así mismo, manifestó que el TSJCyL ha puesto en evidencia a la Junta de Castilla y León, puesto que en sus 192 resoluciones ha expresado con toda claridad que el Gobierno regional debería haber garantizado los derechos de los padres, sin obligarlos a ir a los tribunales. Por último, Ramos Vega resaltó que “las resoluciones, que no han sido recurridas por Junta, ponen de relieve el carácter adoctrinador de EpC y reconocen que existe un derecho a objetar que se fundamenta en la propia Constitución Española y en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional”.

Después de un breve descanso, se proyectó un audiovisual que narra brevemente la historia en imágenes de la batalla por la libertad que protagonizan desde hace tres años las familias objetoras. A continuación, varios objetores compartieron sus testimonios, experiencias e inquietudes con el resto de los asistentes.

Inmediatamente antes de la clausura, se vivieron los instantes más emotivos, con la entrega del I Galardón de Encuentros de Objetores de Castilla y León Memorial Lourdes Gil-Cepeda Morán. La distinción lleva el nombre de la esposa de José Sanz, presidente de la Plataforma Padres por la Libertad de Valladolid, fallecida el año pasado en el parto de su séptimo hijo. El premio recayó en el propio José Sanz, quien lo recogió embargado por la emoción.

Este premio, además recordar entrañablemente a Lourdes, simboliza el reconocimiento del movimiento objetor de la región, tanto a ella como a su marido, por el entusiasta trabajo desplegado por ambos en la defensa de los derechos de los padres. El galardón es una escultura en mármol, donada por el reconocido escultor de Laguna de Duero Lorenzo Duque y por la Joyería Álvaro de la misma localidad vallisoletana, quienes contribuyeron así a que el evento tuviera un final vigoroso y pleno de emotividad.

Finalmente, volvió a intervenir Marisa Pérez Toribio para dar por finalizado el Encuentro, ocasión que la presidenta de España Educa en Libertad aprovechó para, con la colaboración de Leonor Tamayo, coordinadora de Profesionales por la Ética, presentar una nueva fase de la campaña del movimiento objetor a nivel nacional cuyo lema es ‘Haz volar la Libertad de Educación’.