Angela Merkel

La agencia EFE informa hoy, en un despacho que reproduce el diario ABC, que la canciller alemana, Angela Merkel, ha reclamado la protección y defensa de las minorías cristianas en aquellos países en los que están amenazadas por el fanatismo religioso ante los atentados que sufre en Egipto la iglesia copta.

«La libertad de profesión de fe y religión es un valor esencial, uno de los valores fundamentales de la política exterior alemana», afirma Merkel en declaraciones que publica hoy el rotativo «Passauer Neuen Presse».

Añade que por ello una de «nuestras tareas centrales es conseguir que se proteja a nivel mundial la integridad y vida de las minorías, también de las minorías cristianas en muchos países«.

Leer también en ACEPRENSA ‘El respeto de la libertad religiosa favorece la paz’ (29/12/2010).

Leer en La Razón ‘Sarkozy denuncia un plan perverso contra los cristianos’ (08/01/2011).

Leer el despacho de Europa Press ‘Durao Barroso advierte que la violencia contra los cristianos puede escalar’ (05/01/2011).

«No es ninguna arrogación cultural, occidental, europea o cristiana que consideremos nuestros valores y derechos de libertad como universales», subraya la jefa del gobierno germano.

Tras recordar que casi todos los países son miembros de las Naciones Unidas y han reconocido la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Merkel afirma que ninguna diferencia cultural puede justificar la violación de esos derechos.

«Si defendemos con convencimiento nuestros valores conseguiremos mundialmente mas respeto y reconocimiento que si lo hacemos de una manera avergonzada», dice la canciller.

Sus declaraciones están relacionadas con el atentado cometido en Nochevieja contra una iglesia copta en Egipto en el que perecieron 23 personas durante un oficio religioso.

Las cuatro grandes comunidades coptas en Alemania, las mayores en Fráncfort y Múnich, celebraron la pasada noche la fiesta de Navidad ortodoxa bajo fuertes medidas de seguridad y con un amplio despliegue policial, sin que se produjeran incidentes.