El anuncio por el socialista Hollande de la próxima imposición en las escuelas de Francia de la asignatura «Moral laica» —a la que ya nos hemos referido en esta misma página—  permite entender aun mejor como la revolución cultural del llamado «nuevo socialismo» no es, en sustancia, sino una reedición actualizada de la más rancia ideología de la Ilustración, con todo lo que esto implica.

Además, el alcance con el que la asignatura ha sido presentada en el país vecino y su explícita asimilación a nuestra polémica Educación para la Ciudadanía (EpC), puede  terminar de ayudar a abrir los ojos a quienes han creido que eliminar el experimento ideológico de Zapatero es sólo una cuestión de maquillar algunos términos «incómodos» del currículo…

Al trasfondo de la nueva asignatura francesa de «Moral laica» ha dedicado estos días jugosos comentarios, entre otros, el director del digital Infocatólica, Luis Fernando Bustamante, y el sacerdote y escritor Santiago Martín.

De manera genial y certera, Bustamante ironiza en «Papá Estado te dice lo que está bien y lo que está mal»  sobre el sentido último de estos experimentos educativos, que no es otro que la invasión por el Estado de la responsabilidad familiar de la educación moral de los hijos. Un Estado capaz, en virtud de los procesos legislativos de reingeniería social, «de derribar las barreras de la opresora ley natural».  Y que aspira a acompañarnos «antes de nacer, para no protegerte, después de nacer, para que pienses lo que yo pienso, y hasta la muerte, para ponerla a tus pies en bandeja de plata».

Por su parte, Santiago Martín, en su buscado blog de Religión en Libertad (ReL) «Palabras para vivir», escribe un interesante comentario con el título «Hollande copia a Zapatero».

» Aunque falta por ver exactamente en qué consiste esa moral laica  –escribe el P. Martín–, podemos imaginarnos buena parte de su contenido. En realidad tampoco hace falta tener mucha imaginación, pues basta con ver un libro de la «Educación para la ciudadanía» que en España impuso Zapatero para echarse a temblar. Mira por donde, Zapatero está siendo pionero en algo y está dando lecciones a Europa: en la destrucción de lo poco que queda de sentido ético entre la juventud. Para que luego digan que no servía para nada. Hasta Hollande le copia. Hay que ver qué baja ha caído la «grandeur de la France».

«Pero  –continua el sacerdote y escritor–  ¿por qué esta nueva vuelta de tuerca del secularismo? ¿Es que no está ya bastante corrompida la juventud europea? ¿no es lo suficientemente relativista? ¿cabe aún una degeneración mayor? Si dos de cada tres adolescentes españoles -por poner un ejemplo- se emborrachan casi todos los fines de semana, ¿qué quieren? ¿qué todos se emborrachen todos los días?

¿No será, por el contrario, que tienen miedo? ¿No serán estos los últimos estertores de la bestia herida? Ellos han conducido Europa a su ocaso, a su decadencia, a su profundísima crisis, y lo saben. Ellos -los Zapateros y Hollandes del continente- han provocado que abunden los «ni ni» (ni estudian ni trabajan) mientras escasean los que deciden comprometerse para toda la vida en la aventura más apasionante e importante que pueda hacer un ser humano: fundar una familia. Y ahora, quizá, tienen miedo a que la realidad que han provocado se les vuelva en contra y por eso quieren rematar su labor destructiva. Es posible que nos encontremos ante una reedición de la que fuera la última y más cruel persecución contra los cristianos, la de Diocleciano; después de él vino Constantino y, por fin, la paz».

Por eso, concluye, «hay que aguantar y no rendirse. Hay que plantar cara con todas las herramientas legales que aún permite el sistema. Y, sobre todo, hay que rezar. Salvar a los jóvenes, salvar a la familia, es hoy tan vital para la Iglesia como para la sociedad. No es nuestro futuro como católicos el que está en juego, sino que es el futuro de todos los seres humanos el que quiere destruir ‘el demonio y sus ángeles’, Lucifer y sus amigos».

Leer el texto completo del artículo de Luis Fernando Bustamante «Papá Estado te dice lo que está bien y lo que está mal» (Infocatólica, 05/09/2012).

Leer el texto completo del artículo de Santiago Martín «Hollande copia a Zapatero» (ReL, 12/09/2012).

Leer en esta misma página «El socialista Hollande impondrá en Francia una asignatura de ‘moral laica’ con la referencia de la EpC española».