El chiste es de Montoro, en La Razón, 15-2-2009.

Un saludo,

Teresa García-Noblejas