Lucía Figar y Esperanza AguirreSegún informa hoy en un despacho la agencia Europa Press, dos familias cuyos hijos cursan estudios en dos colegios diferentes de la localidad madrileña de Villalba han denunciado haber sufrido amenazas de no titulación  en la ESO como consecuencia de su objeción de conciencia a Educación para la Ciudadanía (EpC).

La denuncia se ha conocido a través de una nota de la plataforma de padres Madrid Educa en Libertad (MEL), en la que se recuerda que hace unas semanas era la Junta de Andalucía la que, en una decisión injustificable desde el punto de vista académico, negaba el mismo título a dos alumnas objetoras a EpC con magnífico expediente en el resto de asignaturas y cuando ya se encontraban cursando 1º de Bachillerato.

De acuerdo con la nota de MEL, pareciera que ahora la Consejería de Educación de la  Comunidad de Madrid, de la que es titular Lucía Figar, sigue los mismos pasos que la Junta de Andalucía en la aplicación de represalias a los alumnos objetores a EpC. Se da además la circunstancia de que «en uno de los casos  -explica María Menéndez, portavoz de Madrid Educa en Libertad–  se trata de un alumno de 4º de ESO que objetó a la asignatura cuando cursaba 2º, en la época en la que la Comunidad de Madrid aseguraba que permitiría a los objetores realizar un trabajo alternativo».

Leer el despacho de la agencia Europa Press «Dos familias señalan que sus hijos, en 4º de la ESO, no podrán promocionarse por objetar» (21/03/2011).

Ver el Dossier de Prensa de Objetores.org “No conceden el título de la ESO a dos objetoras a Ciudadanía”.

Leer en esta página «Caso de las alumnas de las alumnas de Cabezas de San Juan: el Ministro de Educación, ¿se apunta al sectarismo y la intolerancia?».

Leer en nuestro blog «Las mentiras tienen las patas cortas».

El otro caso se está dando en el colegio de los Hermanos Maristas «Santa María», de Villalba, donde la directora ha amenazado con suspender a los objetores e incluso aplicarles la figura del abandono de asignatura.

«Se trata», explica María Menéndez, «de amenazas verbales que se niegan a dar por escrito porque saben perfectamente que el 100 % de los alumnos de ESO titula con dos asignaturas suspensas. En la práctica, hay alumnos que incluso titulan con tres asignaturas suspensas. Pero no es el caso de los alumnos amenazados, que no tienen otras asignaturas suspensas. Es una simple medida de represión a los objetores a EpC ».

Y es que, en opinión de Madrid Educa en Libertad, el supuesto apoyo de la Comunidad de Madrid a los objetores a EpC nunca existió. La portavoz de esta plataforma, María Menéndez, lleva meses esperando una entrevista con los responsables de la Consejería de educación madrileña.