Transcribimos a continuación, traducida al español por el equipo de voluntarios de Profesionales por la Ética, la información de Agenda Europa sobre la importante victoria moral conseguida por la iniciativa ciudadana por la vida One of Us («Uno de Nosotros»), que, pese a recibir el apoyo de más de 1,7 millones de ciudadanos, fue rechazada de manera escandalosa por la Comisión Europea.
LA INCIATIVA DE LOS CIUDADANOS PROVIDA «ONE OF US» CONSIGUE UNA VICTORIA MORAL: LA COMISIÓN EUROPEA ADMITE «INCONSISTENCIAS Y TERGIVERSACIONES»
Agenda Europa / 30032015

Un largo período de silencio se ha producido en torno a «One of Us», la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) de mayor éxito hasta el momentocon más de 1,7 millones de firmas , por la que se dide a la UE la adopción de una legislación que garantica la plena protección del ser humano desde el momento de la concepción. Como los lectores de nuestro blog recordarán, los organizadores de la iniciativa ciudadana, respondiendo a la decepcionante e inadecuada decisión de Comisión Europea sobre aquella, presentaron una reclamación formal (asunto T 561/14) contra la Comisión ante el Tribunal de Justicia de la UE. En su demanda, que fue presentada el 25 de julio de 2014, se solicitaba que la respuesta de la Comisión a la iniciativa, publicada como Comunicación COM (2014) 355 final, el 28 de mayo de 2014, quede anulada, y que la Comisión sea obligada a emitir una nueva respuesta, más adecuada a la iniciativa ciudadana pro-vida ECI que fue respaldada por 1,7 millones de europeos.

 Ahora se han recibido las alegaciones de la Comisión a esta demanda ante el Tribunal.

 En su valoración, el representante de la ECI, Dr. Grégor Puppinck, habla de una «gran victoria moral de One of Us, y un desastre para la Comisión»:

 «La defensa de la Comisión se basa solamente en argumentos formales, sosteniendo que la Comunicación COM (2014) 355 final «no era una resolución que pretendiera efectos legales», y que por esta razón la reclamación ante el Tribunal debe ser desestimada. En términos prácticos esto significa que la Comisión sostiene que tiene el derecho de derribar una ECI con éxito sin necesidad de una decisión sujeta a revisión judicial. Si esto fuera aceptado por el Tribunal, de facto implicaría el implícito y absoluto vaciamiento de la ECI como un instrumento de democracia participativa».

«La Comisión absurdamente sostiene que la respuesta a una ECI con éxito no requiere estar basada en fundamentos consistentes o supuestos de hecho precisos, ya que su único propósito sería «facilitar un posible debate político entre los ciudadanos y las instituciones de la UE». Por lo que parece, la Comisión cree que semejante debate puede ser obviado sin necesidad de un documento de la Comisión, aunque dicho documento pueda contener inconsistencias y tergiversaciones de hecho (‘lo que permite un posible debate político entre los ciudadanos y dentro de las instituciones de la UE’. Al parecer, la Comisión considera que un debate de este tipo no podría llevarse a cabo en ausencia de un documento de la Comisión, incluso si ese documento puede contener incoherencias y tergiversaciones de hechos (cf. § 39 de las alegaciones de la Comisión)».

 «Por consiguiente, la Comisión sostiene que, al valorar si ha cumplido con su obligación legal de dar una respuesta a una ECI con éxito, la calidad de esa respuesta es ‘irrelevante’. Alega que «sólo en casos extremos de manifiesta incorrección en … los supuestos de hecho o en las interpretaciones jurídicas podría decirse que la Comisión no ha cumplido con la obligación del Artículo 10 (1) (c) del Reglamento 211/2011′, lo que implica que la asunción de hechos falsos o las interpretaciones jurídicas erróneas deben ser aceptados si no son «extremos» (cf. § 48 de las alegaciones de la Comisión)».

 «Tal y como puede verse, la Comisión ni siquiera trata de convencer al Tribunal de que la respuesta dada a ‘One of Us’ estaba basada en supuestos de hecho correctos y en interpretaciones legales. En su lugar, sostiene que la manifiesta incorrección de esas suposiciones e interpretaciones no era ‘extrema’ «.

 El Dr. Puppinck concluye sus declaraciones de la siguiente manera:

 «One of Us toma nota y expresa su asombro por el completo fracaso de la Comisión a la hora de defender el contenido material de la Comunicación COM (2014) 355 final frente a las fundadas críticas que se presentaron contra ella. Esto significa que, cualquiera que sea el resultado final de la demanda, dichas críticas se quedará sin respuesta y no contradichas».

«Teniendo en cuenta que la propia Comisión no  parece estar convencida de la veracidad de los supuestos de hecho y las interpretaciones jurídicas formuladas en la Comunicación COM (2014) 355 final, los organizadores de One of Us invitan a la Comisión a retirar dicha Comunicación y a emitir una nueva respuesta a la ECI con éxito». One of Us también presentará una replica formal a las alegaciones de la Comisión en el plazo que se fijó para este trámite por el Tribunal, es decir, antes de 14 de abril de 2015.