Objetores a Educación para la Ciudadanía«La batalla de los padres objetores contra Educación para la Ciudadanía ha marcado un hito para la sociedad española. A pesar de tener en contra a la Administración y de haber sufrido amenazas e injurias en todos los estamentos educativos, desde el Gobierno hasta los directores de los centros, las familias que se han mantenido firmes en la defensa de sus derechos ven ahora, con satisfacción, cómo el PP se compromete a retirar la polémica asignatura, si llega a gobernar».

De esta manera resume el periodista José Antonio Méndez en el último número de Alfa y Omega el significado que la larga y tenaz resistencia cívica de los padres objetores a Educación para la Ciudadanía (EpC), por la que «miles de familias se han enfrentado al adoctrinamiento de Estado, en una batalla desigual en la que parecían tener todo en contra».

«De hecho  -recuerda Méndez-, los objetores a EpC se han topado con la incomprensión y la resistencia de las administraciones escolares, desde el Gobierno hasta muchos claustros, pasando por la Inspección educativa, los Gobiernos de las Comunidades Autónomas (tanto las gobernadas por el PSOE como las del PP), los sindicatos, etc».

«Con el escenario de una nueva legislatura en el horizonte», concluye el periodista, «se ha demostrado que ser firme y coherente es rentable«. Un aprendizaje que no debiera caer en saco rato para el emergente movimiento cívico español.

Leer el artículo completo de J.A. Méndez «El ejemplo de los objetores a Educación para la ciudadanía» (Alfa y Omega, nº 760).