Coincidiendo con la celebración del II Día Internacional del Síndrome de Down, la localidad madrileña de Boadilla del Monte acogerá hoy el estreno del corto «Una mirada entre mil», dirigido por David Corroto y realizado por estudiantes de Comunicación Audiovisual, que incluye entrevistas a seis padres desde un punto de vista «positivo».

El 21 de marzo es la fecha oficializada por Naciones Unidas como Día Internacional del Síndrome de Down, con el que, como hoy informa Laura Peraita en ABC, se pretende incrementar la concienciación social, así como eliminar los prejuicios sociales hacia las personas afectadas por esta discapacidad. Para ello, un total de doce países —España, Portugal, Croacia, Reino Unido, Italia, Alemania, Polonia, Letonia, Francia, Rusia, Estados Unidos y Nueva Zelanda— han lanzado una campaña en la que dicen juntos: Síndrome de Down… y qué!

Según informaba ayer un despacho de la agencia EFE, difundido entre otros medios por el diario La Razón, uno de los testimonios que recoge el corto «Uno entre mil» es el de Javier, quien relata que uno de los mejores momentos de su vida fue cuando detectó «el primer atisbo de independencia y autonomía» de su hijo Iker.

«Cuando nació fue genial», relata una madre al responder también a la pregunta de cuál ha sido el mejor momento con su hijo, que para otra pareja es, sin duda, cuando su pequeño se despierta cada mañana, mientras que para otra, las ganas de vivir que su niño les trasmite todos los días.

Y como a cualquier niño de su edad, a los protagonistas del corto les gusta coger sus cochecitos y rodarlos por toda la superficie de la casa, leer y hacer puzzles, practicar y ver deportes como el baloncesto o el fútbol o jugar a la «wii», relatan los padres.

«Te devuelven lo que les das multiplicado por mil», dice orgullosa Esther, la madre de Iker, para describir a su hijo.

«Luchador», «liante», «alegre», de «gran sensibilidad» o «cabezón» son algunos de los adjetivos con los que definen los padres a los protagonistas del corto, que forman parte de una estadística que señala que aproximadamente uno de cada mil niños nace con síndrome de Down.

«¿Qué se le puede pedir a una persona que está a tu lado, que te hace la vida fácil y que te da más de lo que tú le das?», resumen los padres.

Es conocido que en España la mayoría de embarazos identificados con esta discapacidad son abortados voluntariamente al amparo de la vigente Ley del Aborto, cuya promesa de reforma por el Gobierno del Partido Popular sigue incumplida. La nueva prueba de diagnóstico (analítica de sangre) puesta en marcha en Europa puede incrementar esta tendencia, tal y como destaca el citado reportaje de ABC.

Por otro lado, señala también ABC, en muchos países, faltan todavía políticas de salud que aporten soluciones terapéuticas positivas a las familias. Además, los esfuerzos destinados a facilitar la integración escolar y laboral de estas personas son claramente insuficientes.

En 2013, concluye el mencionado reportaje, los ciudadanos europeos van a necesitar un mensaje positivo y con perspectiva de futuro respecto a su hijo con discapacidad. La vida independiente de la persona con Síndrome de Down y su familia merece de la misma dignidad y respeto que cualquier miembro de la sociedad y en muchos casos no es lo que se percibe.

Leer en La Razón el despacho de la agencia EFE ««Una mirada entre mil», un cortometraje para romper clichés del síndrome Down» (20/03/2013).

Leer en ABC «Donde la sociedad nos pone un no, nosotros nos pone un sí» (21/03/3013).