El periódico del régimen dedica hoy un editorial a la manifestación que tendrá lugar en Madrid el próximo sábado en defensa de la vida, la mujer y la maternidad. Asegura que será «masiva y estará protagonizada por los sectores más conservadores». Pues qué bien. Profesionales por la Ética estará allí por si mísma y como adherida a la plataforma Derecho a Vivir. El País está de rebajas porque antes nos llamaba «ultraconservadores» y «ultracatólicos»; estoy por llamar a Cebrian y protestar, por una cuestión de reputación. Si defender la vida del no nacido, la mujer y la maternidad es de conservador, pues somos ultraconservadores.

Pero lo importante es que el diario independiente de la mañana hable ya de la manifestación y se ponga la venda antes de que aparezca la herida. El editorial acusa a la Conferencia Episcopal y al PP de estar detrás de la manifestación. En el primer caso, el de la Conferencia Episcopal, es evidente que la Iglesia lleva clamando por el derecho a la vida y frente al aborto desde sus orígenes; en la antigua sociedad romana los cristianos no practicaban el infanticidio, para escándalo de sus contemporáneos. Y la primera declaración de la CEE contra el aborto es de 1974. Pero la Iglesia (institucional o jerárquica, que diría El País) no está entre los convocantes. Y si van los obispos, caña a los obispos. Y si no van, más caña. O sea, que hagan lo que hagan les van a cascar, señores prelados. Así que hagan lo que consideren oportuno.

Y luego está lo del PP. Que está detrás de la manifestación, no tengo conocimiento pero parece que está ocupado en otras historias. Que algunos quieran ponerse delante de la pancarta es muy probable. Que se van a oponer a la reforma de la ley del aborto, parece que sí. Pero de ahí a que tengan un discurso diáfano a favor del derecho a la vida, la mujer y la maternidad, queda mucho. Hasta ahora han mirado para otro lado o han llevado a cabo medidas muy pobres. Con honrosas, valientes y aisladas excepciones de algunos senadores y diputados, por supuesto. Pero como partido, poco o nada.

En todo caso, allí estaremos el sábado 17 en Madrid, a las 17 h. Espero que no nos veamos porque la manifestación será ultramasiva, que diría El País.

Teresa García-Noblejas