EmbriónLa sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado 18 de octubre en el el caso Oliver Brüstle vs. Greenpeace ha marcado un auténtico antes y después en la protección jurídica del embrión humano.

A este respecto, Francisco José Ballesta, de la Facultad de Bioética del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, de Roma, acaba de publicar en Zenit un nuevo comentario del trascendental fallo judicial. En él subraya que el reconocimiento por el Tribunal europeo de  la condición de embrión humano a “todo óvulo humano a partir del estadio de la fecundación (…) resuelve las dudas sobre el asunto de quien todavía pudiera tenerlas después de las confirmaciones que nos da cada día la ciencia».

Pero el profesor Ballesta llama la atención de que la sentencia contiene además una afirmación no menos importante: también constituye un embrión humano “todo óvulo humano no fecundado en el que se haya implantado el núcleo de una célula humana madura y todo óvulo humano no fecundado estimulado para dividirse y desarrollarse mediante partenogénesis”.

Leer el contenido completo del artículo de Francisco José Ballesta «¿Qué es el embrión humano? Una respuesta desde la bioética» (Zenit, 15/12/2011).

Ver el texto completo de la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia en el caso Brüstle vs. Greenpeace de 18 de octubre de 2011.

Leer en nuestra web “El Tribunal Europeo: cada vez más cerca del reconocimiento del derecho a la vida desde la concepción”.

Leer el artículo de Nicolás Jouve “La sentencia del Tribunal de Justicia Europeo a favor de la vida humana en estado embrionario y las Leyes españolas” (Páginas Digital, 03/11/2011).

Leer también en nuestra página “Histórico reconocimiento por el Tribunal Europeo de justicia del embrión humano desde la fecundación”.

Leer el artículo de José Luis Requero «La dignidad de la vida humana» (La Razón, 08/11/2011).