Según han informado en una nota nuestros amigos del European Dignity Watch, estos días se desarrolla en Estrasburgo la segunda fase de la European Advocacy Academy.

Se trata de una preparación de alto nivel para 70 participantes cuidadosamente seleccionados, que ya pasaron por una primera fase de cuatro días en Bruselas el pasado mes de marzo. Ahora, los mismos participantes se reunen de nuevo en el corazón de las instituciones europeas en Estrasburgo.

Periodistas, representantes políticos y líderes de la sociedad civil procedentes de 28 naciones europeas están recibiendo una formación práctica sobre mecanismos de defensa en el Consejo de Europa y en el sistema el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). En la agenda del programa hay un buen número de sesiones de entrenamiento y estudio de casos prácticos relativos a la libertad y la subisidiariedad en Europa, la libertad religiosa, matrimonio y familia, incitacion al odio y bioética.

Los ponentes del programa son reconocidos expertos en procedimientos internacionales, como es el caso de Roger Kiska (Alliance Defense Fund) y Grégor Puppinck (European Center for Law and Justice). El ex-juez español del  TEDH Javier Borrego explicará también la filosofía de los derechos humanos y las actuales tendencias en su interpretación en Europa. Su amplia experiencia como juez en el Tribunal de Estrasburgo le ha proporcionado una profunda visión de la lucha por la libertad y la justicia en la reciente jurisprudencia europea sobre derechos humanos.

Luca Volontè, Presidente del Grupo Popular en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa ha apoyado también desde el principio la European Advocacy Academy y tendrá un encuentro con los participantes en una conferencia sobre «Maternidad subrogada» en el Consejo de Europa.

Por su parte el Embajador de Bulgaria en el Consejo de Europa, Andrey Tehov, compartirá con los participantes una visión interna de su trabajo para el avance en materia de derechos humanos en dicho Consejo.

Asimismo los participantes estudiarán la interacción entre el Consejo de Europa y las diferentes iglesias, con aportaciones de la Representación de la Iglesia Ortodoxa de Rusia y la Misión Permanente de la Santa Sede.

El propósito último de la European Advocacy Academy es desarrollar e integrar una red de activistas dedicados a la protección de los derechos humanos y la promoción de la libertad y la justicia en en marco de la dignidad humana. En este sentido, el programa busca aportarles capacidades y conocimientos para mejorar su impacto en las actividades de las instituciones europeas y el desarrollo de habilidades para una colaboración más efectiva a través de todo el continente.