Madrid, 18 de mayo de 2009. Con motivo del Día Internacional contra la homofobia y la transfobia, el dirigente socialista Pedro Zerolo (miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE) ha reiterado que su partido apuesta por «una educación que promueva la diversidad sexual». Zerolo también ha pedido que cese el boicot contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC).

En opinión de Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, las declaraciones de Pedro Zerolo reflejan una vez más que EpC no pretende enseñar Constitución y derechos humanos sino contribuir al proyecto de transformación social del Gobierno de Zapatero. «Por ello EpC», asegura, «pretende normalizar la homosexualidad entre niños y jóvenes desde la escuela. No olvidemos que este conjunto de asignaturas se impartirá a alumnos entre 10 y 17 años y pretende, según el currículo oficial, profundizar en los principios de ética personal y abordar contenidos relativos a las relaciones humanas y a la educación afectivo-emociona ayudando a los alumnos a construirse una conciencia moral y cívica acorde con las sociedades plurales, complejas y cambiantes en las que vivimos.

Pedro Zerolo se ha mostrado siempre un firme defensor de EpC; en su momento manifestó que «nosotros queremos promover un pluralismo moral que logre la plena igualdad para los gays y lesbianas. Desde esta perspectiva, la nueva materia de Educación para la Ciudadanía es un paso de gigante» ( «L’homosexualité au programme des écoles», Revista Famille Chretienne nº. 1505).