sadchild2

Cito textualmente texto extraido del panfleto de Educación para la Ciudadania de 5º de primaria:

«Jokin, un chico de 14 años, tenía que soportar cada día ataques y humillaciones de sus compañeros de instituto. Aguantó insultos, burlas, bofetones y hasta palizas. Los dos últimos días de su vida no acudió a clase porque no aguantaba más, pero sabia que no podría quedarse siempre en casa. Tarde o temprano tendría que volver a clase o salir a la calle. No contó nada a nadie , excepto a una amiga de la que se despidió por el messenger: Prefiero morir como un cobarde que vivir cobardemente. Salió de madrugada con su bicicleta, llegó hasta lo alto de la muralla y se suicidó saltando al vacio.”

Tengo la suerte de tener un hijo que habla conmigo y me cuenta las novedades del dia incluyendo las del colegio. Muy posiblemente, algo tenga que ver el hecho de que tanto su madre como yo nos preocupemos de educar a nuestros hijos.

Hoy nos ha comentado lo que han visto en la “asignatura” de educación para la ciudadanía y enseguida han saltado las alarmas.

Es muy posible que yo sea un tarado mental al pensar que esto nos es un texto apropiado para un niño de 10 años. ¿como es posible que se les hable a niños que apenas saben multiplicar de un tema tan delicado como el suicidio? ¿Acaso pretender dar ideas a niños que se se están formando en todos los sentidos? Posiblemente sea ese el objetivo.

De momento, he mandado una nota a la directora a través de la agenda de mi hijo, informando de que hemos decidido que mi hijo no acuda más a esa clase, aunque ello suponga que le suspendan. Creo que es indignante que teniendo una deficiencia educativa tan enorme en asignaturas básicas como lengua o matemáticas, se metan en temas que no corresponden al colegio sino a la familia. ¿Por qué no aprovechar ese tiempo para reforzar esas deficiencias? ¿que valores tienen los “profesores” para ser capaces de meter este tema a niños de 10 años?

Me gustaría poder ir al colegio para hablar este tema con la directora pero, desgraciadamente no disfruto de eso que ellos llaman “conciliación familiar ni laboral” .Yo trabajo para dar de comer a mi familia.

Por si eso fuera poco, cuando llego a casa tengo que vigilar lo que han hecho los profesores con mis hijos…esto es de locos. Entiendo que lo suyo sería que hubiese una comunicación directa y fluida entre profesores y padres para ayudarnos mutuamente en la labor de la educación de los niños pero claro, los profesores no quieren que nos metamos en la educación de nuestros hijos ya que consideran que ellos son los profesionales. Pero si algo falla, la culpa es de los padres que no educan a sus hijos. No quiero quiero calificar aquí la profesionalidad de estos profesores que si no ,se ofenden.

La verdad es que tengo una rabia contenida que no me permite abordar este tema con serenidad…Voy a dejarlo aquí y descansar un poco y luego continuar.

¿Cual es el objetivo de este texto? Acaso, supongo que el de enseñar a los niños que cierto tipo de actos tienen consecuencias fatales. ¿No se pueden poner otros ejemplos? Se habla mucho de que si los niños ven mucha violencia en la tele, videojuegos,etc…y se trata de que la ley evite en la medida de lo posible ,que esto ocurra con franjas horarias televisivas, edades recomendadas para los juegos,etc…y resulta que llegan un día al colegio y les hablan de que un niño se suicida….POR FAVOR.

Personalmente, creo que esta asignatura es una basura y ya ha habido varios comentarios del profesor de mi hijo que no son apropiados. Hasta ahora me he callado pero ya está bien. Se acabó. Como gracias al gran sistema educativo del que gozamos, el niño puede pasar de curso suspendiendo, pues no hay problema. El niño no acudirá a esa asignatura, suspenderá y todo quedará en una anécdota.

El libro de texto de esta asignatura “se me ha perdido”….que lástima…

En realidad se me deberían perder todos los libros de todas las asignaturas de todos los hijos que tengo en el colegio (son 3 niños) porque ninguno tiene desperdicio. A cual peor.

El tema de los libros es otro que en breve tocaré que tambíen tiene delito.

El tal Jorge Lopez.

Publicado en En Mi Colegio