Hoy ha intervenido (brillantemente, por cierto) Ignacio Arsuaga, presidente de Hazteoir, en La mañana, de la COPE. El motivo, la próxima sentencia del Tribunal Supremo sobre objeción a EpC, y la rueda de prensa que diversas asociaciones favorables a la objeción ofrecían hoy en Madrid (entre ellas Profesionales por la Ética, representada por su secretario general, Fabián Fernández de Alarcón). La entrevista a Ignacio está aquí:

http://www.cope.es/15-01-09–hazteoir_confiamos_que_supremo_dara_razon_objetores_epc,27908,1,noticia_ampliada

No me quiero centrar tanto en la intervención como en los comentarios que han dejado en la web de la COPE (www.cope.es) tres personas. Estos han sido los comentarios:

13-01-2009 – 12:43:00 Me gustaría que los convocantes no solo invitaran a las «personalidades de reconocido prestigio», sino también a los humildes procuradores, abogados, etc , que han trabajado desinteresadamente a favor de la objeción, a pesar del estigma social que esto significa desgraciadamente en muchas autonomías.

14-01-2009 – 12:16:00 Habría que haber invitado a abogados y procuradores, pero no serían los únicos. Profesionales de diversos ámbitos pueden estar muy orgullosos de su trabajo ya que han actuado con profunda nobleza. Muchas de estas satisfacciones las obtenemos por la noche al dormir con la conciencia tranquila GRACIAS
15-01-2009 – 12:57:00 En representación del numerosísimo grupo de profesionales del Derecho (y de otros ámbitos, como la docencia) que colaboran con el movimiento objetor de forma desinteresada y brillantísima, asiste a la rueda de prensa Abel Martínez, como indica el texto del artículo que comentamos.¡Ni un paso atrás!

Creo que estos comentarios expresan perfectamente la percepción que del movimiento objetor ha tenido la opinión pública: esta ha sido la revolución de los padres, ciudadanos anónimos con los que hasta ahora nadie había contado. Han saltado a la arena y han defendido sus derechos y los de sus hijos con pasión y coraje. Las casi 100 plataformas de padres que pueblan la geografía española lo demuestran. Junto a ellos, efectivamente, un nutrido grupo de profesionales del Derecho: asesores, abogados en ejercico, procuradores, docentes…

No aspiran a nada, no quieren salir en la foto, no pretenden el Poder ni tienen afán de protagonismo.  Parafraseando a D. José Ignacio Munilla, obispo de Palencia,

Su resistencia activa está escribiendo una de las páginas más bellas de la historia de la lucha por el bien de los hijos, así como de la defensa del principio de subsidiariedad frente a la tiranía de los estados. Y cuando llegue el día de la victoria -¡que llegará!-, quienes nos hayamos quedado en segunda fila, tal vez hayamos de sentir admiración y agradecimiento; y quizás un poco de rubor y vergüenza

Teresa García-Noblejas