POLAND-ABORTIONSegún ha  informado la agencia internacional LifeSiteNews.com, la masiva  campaña desde las bases sociales para conseguir la completa abolición del aborto en Polonia ha conseguido una importante victoria este viernes  en la Cámara Baja del Parlamento al ser derrotada una moción que pretendía bloquear esta histórica iniciativa legislativa popular.

254 votos a favor frente a 151 en contra, sirvieron para salvar el obstáculo de la moción presentada por la comunista y pro-abortista Alianza de la Izquierda Democrática, que pretendía el rechazo de la tramitación en la Cámara de la petición popular por la vida. En una segunda votación, el proyecto fue devuelto a la comisión para una nueva consideración, forzando de esta manera una tramitación más lenta.

Debe destacarse que la petición popular para la abolición del aborto está respaldada por un vigororo sentimiento en favor del derecho a vivir en la sociedad civil polaca, como lo demuestra el hecho de que la iniciativa legislativa popular  -que requería 100.000 firmas en tres meses-  consiguió 600.ooo firmas de respaldo en tan sólo dos semanas.

Leer la noticia completa en LifeSiteNews «Historic Polish bill to ban all abortion clears vote 254-151» (01/07/2011) (en inglés).

Leer también en LifeStileNews «Exclusive: Poland to vote on historic bill banning all abortions after massive grassroots campaign» (28/06/2011) (en inglés).

Técnicamente, en la actualidad el aborto en Polonia  sólo es posible cuando al niño se le diagnostica alguna enfermedad grave, hay riesgo de salud para la madre o cuando el embarazo es resultado de un «acto ilegal». No obstante, los líderes provida polacos denuncian que es habitual el abuso por los abortistas de estas excepciones. La aprobación de la iniciativa legislativa popular eliminará las tres excepciones a la penalización del aborto.

En un discurso pronunciado ante el Parlamento el pasado jueves, Mariusz Dzierzawski de la Polish pro-life PRO Foundation describió el aborto como una herencia nacional de los tiempos del comunismo, cuando «los niños eran asesinados en el vientre de sus madres de forma masiva en los hospitales públicos y en centros privados».

“¿Qué diferencia a los estados justos de los estados perversos? La manera en la que tratan a la persona», afirmó Dzierzawsky. «Un estado justo es aquel en que todos los seres humanos son respetados, y las instituciones sirven a fines buenos. Los estados totalitarios ignoran la dignidad de la persona… Todos los genocidios empiezan denegando la dignidad humana de las victimas”.

En una carta abierta a los parlamentarios la Seccción Nacional de Ginecólogos de la Asociación Católica de Médicos Católicos ha expresado su apoyo a la petición popular. «El médico es un servitor vitae -un servidor de la vida-  y debe proteger la vida humana desde su principio hasta la muerte natural», dijo su presidenta Maria Szczawinska. «No nos oponemos al derecho a salvar la vida humana, pero rechazamos enérgicamentematar al niño no nacido. Por eso nos hemos unido las mucha voces que apoyan el proyecto para la abolición total de la muerte de niños no nacidos».