Cuidados paliativosEl mes de marzo toca a su fin y el Gobierno no ha hecho público el borrador de la Ley de Muerte Digna y Cuidados Paliativos que había anunciado.

Y es que desde que el vicepresidente Rubalcaba comunicara esa intención del Gobierno han sucedido muchas cosas:

  • La Comunidad Foral de Navarra ha aprobado una Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de la Persona en el Proceso de la Muerte más respetuosa con la vida de los pacientes y la buena práctica médica.
  • Instituciones como la Organización Médica Colegial o la Sociedad Española de Cuidados Paliativos han insistido en la necesidad de universalizar los cuidados paliativos.
  • Profesionales por la Ética ha presentado un informe titulado ¿Ley de muerte digna o eutanasia encubierta? 10 claves sobre la legislación que viene, que desvelaba la intención gubernamental de abrir la puerta a prácticas eutanásicas.

La semana pasada, sin embargo, las Cortes de Aragón aprobaron una Ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de morir y de la muerte que según Santiago Díez, portavoz de Profesionales por la Ética (que presentó alegaciones a este proyecto de ley), cuestiona el bienestar de los pacientes y amenaza la buena praxis médica.

Descargar el texto completo del Dictamen de la Comisión de Sanidad de las Cortes de Aragón de Proposición de Ley de derechos y garantías de la persona en el proceso de morir y de la muerte aprobado por Pleno el 24/03/2011.

Descargar las alegaciones presentadas por Profesionales por la Ética en las Cortes de Aragón sobre la Proposición de Ley de derechos y garantías de la persona en el proceso de la Muerte.

Descargar el Informe «¿Ley de muerte digna o eutanasia encubierta? 10 claves sobre la legislación que viene» de Vida Digna – Profesionales por la Ética.

Leer más sobre la Campaña VIDA DIGNA de Profesionales por la Ética.

Así, la Ley recién aprobada en Aragón, según Profesionales por la Ética:

  • Establece un supuesto “derecho a la sedación terminal”, cuando  existe acuerdo científico en que debe ser considerada como herramienta terapéutica de control de síntomas, debiendo estar médicamente indicada según la buena práctica profesional.
  • Asimismo, en la misma línea, se establece “el derecho a la retirada de una intervención”, pero al no diferenciar medidas desproporcionadas de los cuidados básicos como la hidratación y nutrición, queda determinado un  peligroso “derecho”.
  • Por si fuera poco, el simple “obstáculo o impedimento  a  los ciudadanos o ciudadanas del disfrute de cualquiera de los derechos referidos” está  considerado en la Ley de Aragón “infracción muy grave” de los profesionales o centros, sean privados o públicos. Esto conlleva  una situación de indefensión de los profesionales, a los que, además de la sanción económica correspondiente, “se les podrá aplicar la revocación de la autorización para la actividad en centros y establecimientos sanitarios”.

Los pacientes, por un lado y los profesionales y centros por otro, se encuentran  así desprotegidos con esta ley. En cambio, se protegen jurídicamente las actuaciones inadecuadas favorecedoras de eutanasias encubiertas.

Profesionales por la Ética seguirá informando a la opinión pública, a las Administraciones y legisladores acerca de los proyectos legislativos que afecten al derecho a la vida de las personas en cualquier momento de su evolución. «Nuestro compromiso», asegura Santiago Díez, «es la defensa de los más débiles y la apuesta por los cuidados paliativos frente a prácticas irrespetuosas o claramente agresivas contra la vida humana».