Como sabéis, el domingo pasado, 14 de julio y fiesta nacional francesa, un nutrido grupo de miembros y simpatizantes de Profesionales por la Ética así como de otras asociaciones, nos reunimos frente a la residencia del embajador francés en España donde se celebraba una recepción para los franceses residentes en Madrid.

Nuestro propósito era mostrar nuestro apoyo, solidaridad y agradecimiento al movimlento francés en defensa del matrimonio natural, la familia y los derechos de los niños. Para ello además de banderas de España y Francia, llevábamos también algunas de La Manif Pour Tous –el movimiento que lidera esta llamada ya “Primavera francesa”- y algunas velas al estilo de Les Veilleurs –el movimiento de jóvenes que se manifiesta en silencio y pacíficamente “velando” por la familia y los niños- aunque el aire hizo imposible que se mantuviesen encendidas por más empeño que se puso….También se llevaron carteles individuales con letras que formaban el lema de los franceses “On Lache Rien” y el cartelón ya histórico de la campaña que nuestra asociación puso en marcha hace ya cerca de 10 años bajo el título “Los niños tienen derechos” y que fue pionera en este tema que se preveía ya demoledor.

Dado que la concentración estaba autorizada, había allí muchos policías, incluidos algunos de la secreta, y camiones en previsión de los que la “sentada familiar pacífica” pudiese suponer, así están las cosas en Francia…., y a la llegada de los primeros asistentes había ya una buena cola de franceses esperando para entrar a la recepción, durante la hora y pico que estuvimos allí, más de 1000 franceses asistentes al evento en la residencia del embajador contemplaron, fotografiaron e incluso aplaudieron nuestra concentración que si bien no fue muy numerosa –nunca se pretendió ni se esperó que lo fuese- sí fue un testimonio singular, en el momento y lugar precisos para darle una repercusión y una dimensión exponencial, y que ha llegado a través de nuestras redes europeas a muchos países donde se ha seguido el ejemplo y se han hecho actos similares. Tenéis más datos en nuestra web pinchando aquí.

Toda Europa contempla atónita, admirada y agradecida a la sociedad francesa y no podemos dejar de aportar aquello que esté en nuestra mano para extender y hacer de altavoces de esta lucha en defensa de la dignidad de la persona y sus derechos fundamentales, ésa es la misión de Profesionales por la Ética y a ella respondemos con cada uno de estos pequeños pero significativos actos.

Leonor Tamayo