SEVILLA, 7 DE FEBRERO DE 2008

Según el Ministerio de Sanidad, Andalucía es la Comunidad Autónoma con mayor crecimiento de la tasa de abortos en los últimos cuatro años. Profesionales por la Ética reclama medidas de apoyo a la mujer y transparencia a la Consejería de Salud.

La organización Profesionales por la Ética ha solicitado a los partidos políticos andaluces que presenten dentro de su programa electoral medidas que reduzcan la lacra social que es el aborto. El aborto es la segunda causa de defunción en Andalucía, ligeramente por detrás de las enfermedades del sistema circulatorio y por delante del cáncer y de otras causas. Según los datos recientemente publicados por el Ministerio de Sanidad y Consumo relativos al año 2006 el número de defunciones por aborto en Andalucía fue de 18.581 (23% de las defunciones en nuestra Comunidad), situándose Andalucía en el tercer lugar tras Cataluña y Madrid.

La tasa de abortos se ha duplicado en Andalucía en los últimos ocho años, pasando de 5,16 a 10,46 por cada 1000 mujeres.

«No cabe mirar hacia otro lado. En una sociedad que se pretende desarrollada hay que encontrar una solución que no sea la muerte del más indefenso», declara Miguel Gómez de Agüero, Presidente de Profesionales por la Ética en Andalucía.

Asimismo, esta organización denuncia que hace muy pocos meses el Parlamento Andaluz, ha rechazado una Iniciativa Legislativa Popular en favor del apoyo a la mujer embarazada. «La realidad ha vuelto a demostrar que los más débiles, el hijo y la mujer con problemas, son abandonados y las estadísticas son ocultadas o presentadas con una insensibilidad culpable».

Por otro lado, solicitan a la Consejería de Salud que haga público el Protocolo profesional que siguen los centros de aborto de Andalucía.

«La opinión pública andaluza tiene derecho a saber cuáles son los pasos que siguen obligatoriamente estos centros abortistas, especialmente, ante la situación de fetos que siguen vivos tras el aborto»

El criterio generalizado entre los ginecólogos es que, en caso de que un feto dé muestras de vida, después de un aborto, es decir, si tiene respiración y frecuencia cardíaca debe ser reanimado por los profesionales que se encuentren presentes.

Profesionales por la Etica – Andalucía considera imprescindible una total transparencia en la normativa, seguimiento y control de estas entidades privadas, homologadas por la Consejería de Salud.