images
El pasado viernes 6 de marzo vino a Valladolid Joaquín Manuel Montero, el concejal socialista que dimitió tras la publicación de la ley del aborto, invitado por el Partido SAIn para dar una conferencia titulada «Estoy contra el aborto porque soy socialista». Sin embargo, no dio una conferencia propiamente dicha, sino que prefirió compartir con todos los asistentes un valiente y emotivo testimonio acerca de los motivos que le habían llevado tanto a militar en el PSOE como a darse de baja de dicho partido político.

Por lo que se refiere a su experiencia personal, básicamente vino a explicar que él siempre había concebido la política como un servicio a los demás, especialmente a los más débiles. La verdad es que todo lo que contó fue digno de la más sincera admiración.

En relación con la trayectoria del PSOE a lo largo de estas dos legislaturas, nos contó que antes de las elecciones de 2008 el PSOE hizo un sondeo acerca del aborto, y llegaron a la conclusión de que nuestra sociedad no demandaba una ley del aborto como la que se acaba de publicar, motivo por el cual no lo incluyeron en su programa electoral, puesto que iban a perder votos. Nada más ganar las elecciones, esta ley se convirtió en un objetivo prioritario, que fue impuesto por ZP y los que le rodean a toda la militancia, sin admitir ningún tipo de discrepancia. Según iba Joaquín Montero explicando todas estas cosas, hubo un momento en el que mencionó Educación para la Ciudadanía.

Al final, en el turno de preguntas, apenas hubo dos intervenciones. Una de ellas consistió en preguntarle su opinión acerca del capítulo educativo de la ley del aborto y sobre la Estrategia nacional de Salud Sexual y Reproductiva. Él contestó que, en todo este tiempo, para el PSOE el tema de la educación ha sido algo prioritario, y que como son conscientes de que nuestra sociedad no demanda esta ley del aborto, lo que hay que hacer es educar a las próximas generaciones a través de Educación para la Ciudadanía y de la educación sexual obligatoria para que desde pequeñitos vayan asumiendo el aborto como derecho y este modelo de sexualidad. Afirmó que la imposición de este proyecto ideológico en la educación ha sido un objetivo crucial, algo que ya estaba decidido desde el inicio de la primera legislatura.

La verdad es que los padres objetores a Educación para la Ciudadanía todas estas cosas desgraciadamente ya las sabemos, pero, sinceramente, oírselas decir a una persona que ha sido concejal del PSOE hasta hace unas pocas semanas fue de veras emocionante.

Para que luego haya por ahí quien siga pensando que Educación para la Ciudadanía y la educación sexual obligatoria son «distractores».

Susana Álvarez
Padres por la Libertad, Valladolid