Dr Rodríguez Padial Colegio Médicos ToledoEl Colegio de Médicos de Toledo se ha convertido en pionero en la lucha jurídica de lo que considera un «derecho irrenunciable»: la objeción de conciencia de los profesionales de la medicina frente a la práctica del aborto. Así lo destaca el diario ABC de Toledo al recoger las declaraciones de su presidente, el Dr. Luis Rodríguez Padial.

En efecto, el máximo responsable del Colegio de Médicos de Toledo ha aclarado al mencionado diario que «la ofensiva jurídica que mantiene esta institución contra determinados aspectos del artículo 55 del Código Deontológico de la Organización Médica Colegial, sigue su curso en los tribunales. Y es que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) tan sólo ha denegado las medidas cautelares solicitadas por el Colegio Oficial de Médicos de Toledo contra la suspensión de los artículos 55.1 y 55.2 del Código de Deontología Médica de la Organización Médica Colegial (OMC), referidos al deber del médico de informar a la paciente que desee abortar. El recurso sigue su curso porque el Tribunal no se ha pronunciado por el fondo del asunto». Rodríguez Padial afirma que el Colegio de Médicos «irá hasta el final» en la defensa de este derecho de los médicos toledanos, a los que representa.

Como destaca también el diario, el Colegio de Médicos de Toledo ya interpuso, en su día, un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en relación con determinadas disposiciones dictadas por los anteriores responsables de le la Junta de Comunidades. En este caso, el alto tribunal dio la razón al Colegio de Médicos de Toledo.

El Código de Deontología Médica, al que se oponen en los citados artículos médicos toledanos, fue aprobado en julio en Asamblea de la OMC, compuesta por el Consejo General de Colegios Médicos, los presidentes de los 52 colegios de médicos de España más los 9 vocales nacionales. El código recoge, en 66 artículos, las normas éticas por las que se deben regir los médicos, que son de obligado cumplimiento para sus colegiados.

Los artículos recurridos establecen que «el médico está al servicio de preservar la vida a él confiada, en cualquiera de sus estadios. El que una mujer decida interrumpir voluntariamente su embarazo, no exime al médico del deber de informarle sobre las prestaciones sociales a las que tendría derecho, caso de proseguir el embarazo, y sobre los riesgos somáticos y psíquicos que razonablemente se puedan derivar de su decisión», y que «el médico, que legítimamente opte por la objeción de conciencia, a la que tiene derecho, no queda eximido de informar a la mujer sobre los derechos que el Estado le otorga en esta materia ni de resolver».

Leer el contenido íntegro de la noticia de ABC de Toledo «Iremos hasta el final para defender la objeción de conciencia en el aborto» (31/12/2011).

Descargar en pdf el texto completo del Código de Deontología Médica de la OMC (Julio 2011).

Leer también en esta misma página «Los médicos, convertidos en promotores del aborto por el propio Código Deontológico de la OMC».

Leer también en esta página «El TSJCM estima parcialmente las medidas cautelares pedidas por el Colegio de Médicos de Toledo sobre la objeción a practicar abortos».