chinasMientras unos vamos, otros vuelven. Tras la apertura económica y el consiguiente Estado del Bienestar, se ha colado en China la inevitable ‘Revolución Sexual‘ que está alarmando a las autoridades. El hedonismo y la promiscuidad sexual cada vez más temprana terminan provocando al menos 13.000.000 de abortos, frente a los 20.000.000 de nacimientos anuales.

El profesor del centro de asesoramiento de la Universidad de Yunnan, Yang Wanqiu, resaltó la importancia de que las jóvenes rechacen las relaciones sexuales prematrimoniales: «Si una chica practica el sexo con un chico, podría llegar a depender mentalmente de él», explicó Yang, para añadir que «tampoco sería bueno para sus estudios y su vida diaria».

Pero lo más relevante en un país ajeno a la influencia cristiana es la adopción del enfoque positivo basado en el valor de la castidad. Los institutos y universidades de la provincia china de Yunnan utilizarán un material elaborado por la exitosa asociación evangélica estadounidense «Focus on the family». Quizá la falta de prejuicios anticristianos permita a la sociedad china poner freno a la trivialización del sexo recurriendo al descubrimiento del valor de la castidad.

Fuentes: