Educacion_InfantilProfesionales por la Ética de Cataluña ha denunciado mediante nota de prensa los contenidos del Decreto de ordenación de las enseñanzas del primer ciclo de la educación infantil, recientemente aprobado por la Generalitat, que impone los postulados de la ideología de género a los niños menores de tres años que cursen esta etapa. De acuerdo con el Estatuto de Cataluña (art. 131.2.b), el Gobierno catalán tiene competencia exclusiva en la determinación de los contenidos educativos del primer ciclo de educación infantil, que, al igual que el segundo ciclo (de 3 a 6 años), tiene carácter voluntario.

Según destaca la nota, el Decreto establece que esta etapa educativa se organiza de acuerdo «con los principios de educación inclusiva y coeducadora». Los centros deben «procurar que los patrones sexistas y androcéntricos no generen la imposición de características y aspiraciones en función del sexo y evitar los comportamientos y las actitudes discriminatorias».

Leer el texto completo del Decreto 101/2010, de 3 de agosto, de ordenación de las enseñanzas del primer ciclo de la educación infantil (Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña  num. 5686, de 3 de Agosto) (en catalán).

Leer la denuncia de Profesionales por la Ética de Cataluña en el diario La Vanguardia (09/09/2009).

Más adelante, el nuevo texto legal indica que «en el desarrollo de la tarea educadora se pondrá especial atención en la utilización de un lenguaje no sexista ni androcéntrico». Además, llega a afirmar que «el juego simbólico reproduce el mundo donde vivimos y así se convierte en un elemento prioritario en la reproducción de las relaciones sociales basadas en la distribución de actividades y comportamientos en función del género, por lo que el papel del personal educador será fundamental para velar para que la distribución de juguetes y la participación en los juegos fomenten relaciones más igualitarias alejadas de la reproducción de estereotipos y roles de género».

Por otro lado, se dispone que «el catalán se debe utilizar normalmente como lengua vehicular y de aprendizaje. Las actividades internas y externas de la comunidad educativa, tanto las orales como las escritas y las comunicaciones con las familias, deben ser normalmente en catalán».

En opinión de Ramón Novella, Presidente de Profesionales por la Ética de Cataluña, «se vulneran derechos fundamentales reconocidos en la Constitución y en diferentes normas internacionales sobre derechos humanos como el derecho de los padres a educar a sus hijos y no respeta el ideario y proyecto educativo de muchos centros de enseñanza». Asimismo, Novella ha afirmado que el texto aprobado «ataca el derecho de opción lingüística de los padres al imponer un modelo monolingüe, negando la efectividad del principio de cooficialidad de castellano y catalán en Cataluña». Por dichos motivos, ha solicitado la inmediata derogación del Decreto y que se abra un periodo de negociaciones para redactar un nuevo Decreto que reconozca los derechos de los padres y alumnos.