MARIANO RAJOY EN ALMENDRALEJOLa posición de Mariano Rajoy respecto a las asignaturas adoctrinadoras de Educación para la Ciudadanía (EpC) es puro desconcierto. Y los padres se preguntan si así es posible confiar en la palabra de quien aspira a ser Presidente del Gobierno.

Probablemente con la memoria de las durísimas críticas de los empresarios por la manipulación de EpC, hace unos días, el 28 de marzo, Rajoy sugería en un foro empresarial de Madrid la sustitución de EpC por Educación para el Emprendedor. “Dedicar esa asignatura a estos temas -afirmó-  es más útil que hacer disquisiciones sobre cómo debe ser la gente”.

Apenas unos días después  -el 1 de abril-, el lider de la oposición volvía a referirse al tema, en esta ocasión en un encuentro con jóvenes en Mérida. Rajoy anunció que cuando sea Presidente del Gobierno una de sus primeras medidas será eliminar la polémica asignatura de EpC y sustituirlas por otra donde se introduzca una cultura educativa del “espíritu emprendedor”. «EpC  -subrayó-  no sirve para nada«.

La trivilidad y el desconocimiento con las que Mariano Rajoy parece referirse a las asignaturas de EpC  -por cuya imposición en la escuela decenas de miles de padres han presentado objeción de conciencia-  ha motivado la carta abierta que un padre objetor ha dirigido al Presidente del Partido Popular, publicada en Infocatólica y que por su interés reproducimos a continuación.

Leer en El Periódico «Rajoy sugiere cambiar Educación para la Ciudadanía por una asignatura que promueva el espíritu empresarial» (28/03/2011).

Leer en El Mundo «Rajoy cambiará ‘Educación para la Ciudadanía’ por ‘Educación para el Emprendedor’ (01/04/2011).

Leer en Objetores.org «Argumentos a favor y en contra de Educación para la Ciudadanía» (01/04/2011).

Leer en nuestro blog «El PP juega con los votantes… y se la juega con los votos».

«Estimado señor Rajoy,

decirle, primeramente, que soy una persona emprendedora y he participado en la creación de varias empresas. En este sentido coincido en su preocupación por extender una cultura del emprendizaje que sólo es posible si se cultivan entre los jóvenes los valores del esfuerzo, la perseverancia, la responsabilidad, la magnanimidad y otros relacionados.

Pero, además de emprendedor, soy padre de cuatro hijos y me preocupa el aparente desconocimiento y trivialidad con la que se refiere a Educación para la Ciudadanía.

Sus recientes declaraciones en Mérida en las que afirma que esta asignatura ‘no sirve para nada’ resultan superficiales al menos para decenas de miles de padres que hemos objetado a la asignatura precisamente porque Educación para la Ciudadanía sirve para:

  • inculcar en nuestros hijos los principios ideológicos sustentados por el gobierno de turno
  • inmiscuirse en ámbitos de libertad que pertenecen a la familia y al individuo
  • dividir a la sociedad y a la comunidad educativa

No me negará que Educación para la Ciudadanía merece cualquier calificación excepto la de ‘inútil’. Y si no, ¿por qué Gregorio Peces-Barba afirmó que su implantación justificaba toda una legislatura?

Pienso que su deber, si gobierna, será eliminar esta asignatura adoctrinadora e incompatible con un estado de libertades revertiendo la situación que el gobierno actual rompió unilateralmente para llevar a cabo su proyecto ideologizante.

Es usted muy libre para promover el espíritu emprendedor entre los jóvenes, pero no lo equipare con una asignatura que pretende ser una moral de Estado. Dispone de medios para ello, pero no caiga en la tentación de mantener una asignatura adoctrinadora para utilizarla en beneficio partidista como es el propósito del actual gobierno.

Será beneficioso para la sociedad proponer valores constructivos, pero este fin nunca justificará la utilización como medio de una asignatura adoctrinadora. Y es que el verdadero progreso sólo se construye desde la libertad.

Atentamente,
un padre objetor. »

http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=8812