JMJ Instituto San JoséDe camino al aeródromo de Cuatro Vientos, SS Benedicto XVI se dirigió al Instituto San José, un centro de los Hermanos de San Juan de Dios en el que se acoge a enfermos graves y discapacitados. Sin duda, fue uno de los actos más emotivos de la JMJ.

El Papa reflexionó sobre el sentido del sufrimiento, especialmente cuando se produce en la juventud. Recordando su encíclica Spes Salvi, afirmó que la grandeza de la humanidad está determinada esencialmente por su relación con el sufrimiento y con el que sufre (…). Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado también interiormente, es una sociedad cruel e inhumana.

Para Benedicto XVI, el que sufre muestra el rostro de Dios; de ahí que los enfermos y discapacitados sean especialmente predilectos. Dirigiéndose a los religiosos, familiares, profesionales de la salud y voluntarios del Instituto, proclamó la grandeza de su misión al compadecerse y acompañar por amor a quien sufre, como ha hecho Dios mismo.

Leer el texto completo de la intervención de Benedicto XVI en el Instituto San José

Ver el vídeo de la visita del Santo Padre al Instituto San José

Descargar los textos completos de las palabras de Benedicto XVI en la JMJ Madrid 2011

Leer en nuestro blog “Amanece en Cuatro Vientos”

De los jóvenes discapacitados y enfermos afirmó que su presencia suscita en nuestros corazones, frecuentemente endurecidos, una ternura que nos abre a la salvación. Y dirigiéndose directamente a ellos, reconociendo que en nuestra sociedad se cuestiona a menudo la dignidad inestimable de la vida, de cada vida, les dijo que la sociedad les necesita: vosotros contribuís decididamente a edificar la civilización del amor. Más aún, sois protagonistas de esta civilización.