ESPAÑA PAPA JUVENTUDEn la Vigilia de oración del sábado 20 de agosto, en medio de un vendaval de lluvia y viento, Benedicto XVI estableció un diálogo muy personal con cada uno de los asistentes. Daba igual que fueran uno o dos millones de jóvenes; el Papa se dirigía a cada uno en particular.

¿Cómo puede un joven ser fiel a la fe cristiana y seguir aspirando a grandes ideales en la sociedad actual?, preguntaba BXVI a los que le escuchaban entre la lluvia y el viento.

La respuesta venía del propio Papa: Dios nos ama. Ésta es la gran verdad de nuestra vida y que da sentido a todo lo demás. No somos fruto de la casualidad o la irracionalidad, sino que en el origen de nuestra existencia hay un proyecto de amor de Dios.

Recordó a continuación S.Santidad que la fe no limita los ideales sino que los perfecciona, algo que debemos proponer con coraje y humildad en medio de una sociedad relativista.

Queridos amigos, rogó el Papa, que ninguna adversidad os paralice. No tengáis miedo al mundo, ni al futuro, ni a vuestra debilidad. El Señor os ha otorgado vivir en este momento de la historia, para que gracias a vuestra fe siga resonando su Nombre en toda la tierra.

Las palabras de BXVI fueron seguidas de unos minutos de silencio y oración prolongada ante el Santísimo Sacramento. Con este acto de adoración el Papa quiso poner al Señor en el centro de la JMJ. No es un evento mediático en el que el Papa es la superestrella, ha recordado con frecuencia, sino un encuentro de cada uno con Cristo. A ese encuentro personal convocó el Vicario de Cristo a los asistentes.  Queridos amigos, yo rezo por vosotros con toda el alma, concluyó.

Leer el discurso completo del Santo Padre en la Vigilia de oración de Cuatro Vientos

Ver el vídeo del mismo discurso

Descargar los textos completos de las palabras de Benedicto XVI en la JMJ Madrid 2011

Leer en nuestro blog “Amanece en Cuatro Vientos”