Pablo Simón LordaAyer se ha conocido el nombramiento de Pablo Simón, experto en Bioética, como director de la Estrategia de Bioética del Sistema Sanitario Público de Andalucía. Cabe señalar que  Simón fue uno de los promotores de la llamada Ley de Muerte Digna de Andalucía y es asesor del Gobierno en el actual Proyecto de Ley Reguladora de derechos de la persona ante el proceso final de la vida.

Simón es conocido también por no ver ningún problema ético en el caso de la joven italiana Eluana Englaro (que murió tras unos días de privación de alimentos y agua) así como por su actitud favorable a abrir el debate sobre la despenalización de la eutanasia en algunos casos.

En opinión de Santiago Díez, portavoz de la campaña Vida Digna de Profesionales por la Ética, resulta inquietante el interés por la bioética de la Comunidad Autónoma de Andalucía a solos unos meses de las elecciones autonómicas. «No olvidemos que esta Comunidad fue pionera en las inversiones públicas en células madre procedentes de embriones humanos destinados a su destrucción, investigaciones que no han dado un solo resultado. Y también ha sido la primera Comunidad en legislar la muerte digna con una ley que no pone ningún límite (ni siquiera la buena práctica médica) a la voluntad del paciente, ignora la deontología profesional y establece la sedación terminal como derecho, además de posibilitar la retirada de medidas de soporte vital como la alimentación o la hidratación».