DOGCProfesionales por la Ética de Cataluña ha presentado formalmente alegaciones a este proyecto, que supone un nuevo recorte al derecho fundamental de los padres a educar a sus hijos, la libre elección de los centros educativos o el respeto a su ideario y proyecto educativo.

Las alegaciones denuncian también el intervencionismo de la Administración educativa y que se mantenga el catalán «como única lengua vehicular de aprendizaje».

Igualmente, Profesionales por la Ética de Cataluña incorpora en su escrito diferentes propuestas para el ensanchamiento de las libertades educativas en la escuelas catalanas y la mejora del diálogo en la elaboración de este tipo de disposiciones legales.

Descargar el texto completo del Proyecto de Decreto de Autonomía de los Centros Educativos (Generalitat de Catalunya, Departament d’Educació). Sólo disponible en catalán.

 

Barcelona, a 22 de febrero de 2010.- El Presidente de Profesionales por la Ética de Cataluña, Ramón Novella, ha presentado alegaciones al Proyecto de Decreto de Autonomía de los Centros Educativos elaborado por el Departamento de Educación de la Generalitat.

 Novella ha asegurado que este texto “es un ataque contra los derechos y libertades de los padres y madres de alumnos y recorta la autonomía de los centros de iniciativa social”.  

 Las alegaciones denuncian diferentes apartados del proyecto ya que, en opinión de Novella, “se vulneran derechos fundamentales reconocidos en la Constitución y en diferentes normas internacionales sobre derechos humanos, como el derecho de los padres a educar a sus hijos, la libre creación y dirección de los centros educativos o el respeto a su ideario y proyecto educativo”. Asimismo, se critica el intervencionismo de la Administración y que se mantenga el catalán cómo “única lengua vehicular y de aprendizaje”.

En dicho documento el Presidente de Profesionales por la Ética de Cataluña propone:

 –       Abrir un periodo de dialogo con los diferentes sectores del mundo educativo que garantice la libertad de enseñanza y el derecho de los padres a que sus hijos puedan recibir la educación que esté de acuerdo con sus convicciones morales, religiosas, filosóficas o pedagógicas.

 –       Reconocer plenamente la libertad de creación y dirección de los centros educativos, así como el ideario, el proyecto educativo y la autonomía de los centros de iniciativa social.

 –       Respetar la autonomía de los centros públicos y de sus diferentes proyectos educativos, siempre que se respete el principio de neutralidad ideológica y los derechos educativos de los padres

 –       Garantizar el derecho de opción lingüística de los padres, así como el derecho de los centros de enseñanza a establecer libremente su proyecto lingüístico, que haga posible el aprendizaje de las dos lenguas oficiales en Cataluña.

Finalmente, Ramón Novella ha hecho un llamamiento a las familias, a las asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPAS), a los estudiantes y a los centros educativos para que se movilicen y luchen contra este proyecto.