Siempre la historia me ha fascinado, es la mejor forma de conocer como se ha construido un país, una sociedad, una idea, etc. A su vez soy de los que opinan, que hemos de mirar al futuro, pero procurando tener claro todo lo que paso en el pasado, para no volver a caer en los mismos errores.

Siguiendo esta lógica de trabajo, en cuanto al pasado, existe un hecho histórico que a mí siempre me ha impactado, y que no hace mucho fue llevado al cine, me estoy refiriendo a la batalla de las Termópilas, donde apenas 300 espartanos se enfrentaron a todo un ejército como el Persa, toda una autentica desigualdad de fuerzas. Pero lo que más me cautiva son las consecuencias de la aparente derrota de Leónidas y sus hombres. Consiguieron salvaguardar las señas de identidad de toda un civilización -que actualmente es cuestionada continuamente- y a su vez nos enseñan como se ha llegar a defender unos valores como la libertad.

Actualmente salvando las distancias y teniendo claro que no todo tipo de comparación es adecuada, creo que en España los padres objetores tenemos también nuestros “300″ son aquellos 739 alumnos que este curso 2008/2009 no han entrado en clase de EpC, algunos caso son autenticas historias de arrojo y valentía como la de Leónidas y sus hombre. Desde estas líneas quiero dar un reconocimiento público a estos padres y a sus hijos a la vez que darles las gracias por el esfuerzo realizado.

Este grupo de alumnos son los que están recordando el resto de ciudadanos de este país, que la batalla por la EpC no ha finalizado en España, aunque muchos piensen lo contrario, sobre todo los medios afines al gobierno de D. Jose Luis Rodriguez Zapatero. También quiero aprovechar el momento para agradecer a Profesionales por la Ética el apoyo que están dando a los padres objetores, cuando por cansancio agotamiento o cambio de ideas, el movimiento objetor va perdiendo los apoyos que teníamos al principio, nadie teníamos tan claro como los padres objetores, el que esta lucha iba a ser larga y sin tregua.

Francisco Prián. Portavoz de Cartagena Educa en Libertad.