Los británicos siempre han sido buenos para los discursos. No olvidemos el célebre de Churchill en una Europa sojuzgada por Hitler. Saben comunicar y echarle pasión en el momento adecuado. Así lo ha demostrado Gordon Brown, el líder laborista escocés cuyo mandato al frente del Gobierno británico pasó con más pena que gloria.

Pero miren por dónde, Mr. Brown acaba de pasar a la Historia con un discurso antológico que se puede leer aquí y ver en este enlace pidiendo el No en el referéndum escocés. He aquí algunos de sus párrafos y frases:

  • Vamos a explicar a la gente lo que hemos hecho juntos. Vamos a contarles que hemos luchado y ganado una guerra contra el fascismo juntos. Vamos a decirles que no hay ningún cementerio de guerra en el que no descansen juntas las tropas escocesas, inglesas, galesas y norirlandesas. Luchamos juntos, sufrimos juntos, nos sacrificamos juntos, lloramos juntos y luego lo celebramos juntos. Vamos a contarles que no sólo ganamos una guerra juntos, sino que también construimos juntos la paz, creamos un servicio sanitario juntos, levantamos un Estado del bienestar juntos.
  • Hicimos todo esto sin sacrificar nuestra unión ni nuestra identidad, nuestra cultura, nuestra tradición como escoceses. Como consecuencia, nuestra esencia escocesa no se ha debilitado, sino que se ha fortalecido. No dejemos que una divergencia nacionalista rompa lo que hemos creado juntos. Digamos a los indecisos, a los que dudan y a los que les han dicho que si están orgullosos de ser escoceses no pueden votar por el no, que ésta es nuestra Escocia.
  • Vamos a decirles que Escocia nos pertenece a todos. Explicad a los nacionalistas que no es su bandera, su cultura, su nación o sus calles, sino que es la bandera de todos, la cultura de todos, la nación de todos y las calles de todos.
  • Digámosles que nuestra visión patriótica es mayor que el nacionalismo; no queremos que Escocia se vaya del Reino Unido, sino que esté a la cabeza del Reino Unido y, de este modo, a la cabeza del mundo.
  • Vamos a explicar a la gente de Escocia que no están salvando la sanidad, sino utilizando la sanidad para salvar al Partido Nacional Escocés (SNP).
  • Ten confianza. Nuestro futuro radica en la cooperación y la colaboración, y no en la separación y la división. Esta unidad es nuestra fuerza.

Naturalmente, el discurso tiene un importante fondo laborista con el que se puede o no estar de acuerdo. También incluye referencias a la realidad e historia escocesa que no vienen al caso en España. Pero indudablemente, refleja una fuerza y una rotunda claridad que no he encontrado en Mr. Rajoy ni en ningún miembro del Gobierno español.

Y es que la oratoria, arte de la comunicación oral, es importante incluso en la era de las redes sociales.

Teresa García-Noblejas