Desde su nacimiento en 1992, Profesionales por la Ética incluyó entre sus preocupaciones el mundo del trabajo, la empresa, la llamada «ética de los negocios» y, en general, todo lo que a partir de los primeros años del 2000 se empezaría a conocer bajo el paraguas más amplio de la  «Responsabilidad Social Corporativa» (RSC) o «Responsabilidad Social de la Empresa». Además de lo ya publicado en esta mismoa serie sobre «La Escuela de Orientación Profesional y Desarrollo Personal (1993-1997)», basta repasar la colección del boletín AVIZOR para constatar un buen número de acciones puntuales en este área, hoy afortunadamente tan en auge en España y Europa.

El nombre de José Luis Fernández, profesor de Ética Empresarial en la Univesidad Pontificia de Comillas (ICADE) y presidente de EBEN-España, está sin duda asociado de manera muy destacada a esta preocupación en los primeros años de la asociación. Puede verse, en este sentido, la amplia entrevista que presentábamos con este experto en el nº 3 de AVIZOR con el título «La falta de ética deteriora el clima social».

También a esta primera etapa corresponde la colaboración con la ya citada EBEN-España, con Forética –cuando prácticamente iniciaba su andadura– o con Acción Social Empresarial (ASE) y, en un terreno más anecdótico, la portada y el reportaje que Nuevo Trabajo  –el suplemento especializado del diario ABC–  nos dedicó en su edición de 28 de diciembre de 1997. En 1998 una representación de la asociación tomaba parte en el XXth World Congress de UNIAPAC, celebrado en Roma (Italia) entre el 8 y el 10 de octubre bajo el lema «Christian  Entrepreneurs in the Age of Globalisation: are we assuming our new Responsibilities?».

En el año 2001 y ya de una manera más específica, decidimos lanzar el Proyecto CONCILIA, una iniciativa que durante algún tiempo fue línea prioritaria de RSE de nuestra entidad. Se trataba con ella de canalizar e integrar diferentes acciones para la investigación y difusión de buenas prácticas de conciliación de la vida familiar y laboral en diferentes ámbitos profesionales. Un enfoque entonces relativamente novedoso en España que hoy conoce una amplia aceptación en prácticamente todos los ámbitos.

Del Proyecto Concilia debe destacarse la celebración de diferentes foros sobre el tema, entre los cuales ocupó un lugar muy especial el Congreso “Trabajo, Familia y Sociedad”, organizado conjuntamente el 26 de septiembre de 2002, en Madrid, con la Fundación Konrad Adenauer.

Con un gran éxito de participantes, intervinieron en este evento relevantes personalidades de la Administración Pública, las empresas y el mundo de la sociedad civil para analizar la situación en Europa y España del mundo del trabajo en general, y de las condiciones reales de conciliación en particular. Se estudiaron también las entonces novedosas respuestas  que, desde la empresa y la Administración Pública, buscaban promover el equilibrio entre los ámbitos laboral, personal, familiar y social.

A la mesa presidencial de este Congreso corresponde la imagen que acompaña estas líneas, en la que pueden verse, de izquierda a derecha, a Helmut Wittelsbürger (Delegado de la Fundación Konrad Adenauer para España y Portugal), Joachim Bitterlich (Embajador de Alemania en España), Juan Chozas (Secretario de Estado de Empleo) y Teresa Garcia-Noblejas (Secretaria General de Profesionales por la Ética).

Otro importante hito del Proyecto fue la elaboración y difusión pública en enero de 2003 del estudio “Conciliación de la Vida Familiar y Laboral. La Empresa Humana”. El documento  –coordinado por Fabián Fernández de Alarcón, hoy Vicepresidente de Profesionales por la Ética–  recogía la experiencia de nuestra asociación en este ámbito y además de proponer una fundamentación consistente de la conciliación, exponía el estado de la cuestión en España y Europa e identificaba de manera sistemática las diferentes medidas concretas que, en distintas dimensiones, podían hacer realidad dicha conciliación. Terminaba el texto con un capítulo titulado «La Empresa Humana» en el que se proponían una serie de reflexiones sobre la necesidad de un cambio en las mentalidades. El documento, leido en 2012, es verdaderamente premonitorio de las líneas fundamentales seguidas por el debate sobre la conciliación en los últimos años.

La Plataforma Cívica por la Conciliación de la Vida Laboral y Familiar

Tras el mencionado estudio y a la vista de otras iniciativas paralelas en el entorno de sociedad civil de nuestra entidad, en el año 2004 comenzamos a converger con otras asociaciones para aunar nuestros esfuerzos en el impulso de la conciliación. Existe en el archivo de Profesionales por la Ética, por ejemplo, copia del acta de una de las reuniones de coordinación, celebrada el  2 de noviembre de 2004. En ella aparece como convocante de la reunión una persona excepcional, a la que el movimiento familiar español debe casi todo: José Ramón Losana. El que fuera Presidente de la Federación Española de Familias Numerosas y de la Fundación + Familia e impulsor de tantas buenas iniciativas en favor de la familia,  falleció tan solo unos meses después, el 9 de junio de 2005.

Con las mencionadas entidades –que fueron en concreto Fundación + Familia, Asociación Mujeres Empresarias y de Negocios, Asociación Familia y Mujeres del Medio Rural, Asociación Nuevas Formas de Trabajo, Asociación Natalidad y Trabajo, Foro Español de la Familia, y Asociación Mujer, Familia y Trabajo–  terminaríamos por impulsar la Plataforma Cívica por la Conciliación de la Vida Laboral y Familiar. Dicha Plataforma presentó en el IV Congreso Mujer, Familia y Trabajo  –celebrado en Madrid el 2 de marzo de 2005- el «Manifiesto Conciliación Vida Familiar – Laboral».

Hasta aquí llegó el denominado «Proyecto Concilia», una experiencia pionera que resultó muy enriquecedora para todos los que participaron en ella, despertando sensibilidades que darían su frutos en las propias realidades vitales y en el desarrollo de otras iniciativas en diferentes espacios organizativos.

Las inquietudes y compromisos que estuvieron en la génesis del Proyecto siguen hoy vivas en nuestra asociación, proyectándose a través del actual y más amplio Proyecto Empresa Humana.