Familias de Profesionales por la Ética

El pasado 24 de febrero, en un día funesto para nuestra historia, el Senado español aprobó, por apenas 6 votos de diferencia, el «derecho» a matar vidas inocentes. Pero, lejos de desesperarnos o resignaros,  la batalla por la cultura de la vida tiene que reforzarse y librarse por muchos años y desde todas las dimensiones: ayudar a la mujer embarazada, educar para la vida, acoger a los que nacen independientemente de sus circunstancias, curar las heridas de la mujer que ha abortado, defender la objeción de conciencia, rebelarse contra la imposición de una educación sexual adoctrinadora y deshumanizadora…

A muy corto plazo, es imprescindible seguir visibilizando nuestro compromiso público a favor del derecho a la vida en la Marcha por la Vida que tendrá lugar el próximo 7 de marzo en Madrid y otras ciudades de España y de Hispanoamérica. Profesionales por la Ética invita en una carta que hemos empezado a difundir hoy a todos sus socios y amigos a portar nuestra pancarta gigante sobre el capítulo educativo de la ley del aborto.

 

Queridos amigos:

 Como sabéis, la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo ha quedado aprobada en el Senado la semana pasada; al haberse rechazado las enmiendas ya no irá al Congreso. La ley:

  •  convierte el aborto en un derecho.
  •  permite el aborto a menores sin la conformidad de sus padres e incorpora la educación afectivo-sexual gubernamental en todos los niveles educativos y en todos los centros escolares.
  • obliga a las facultades de Medicina a incluir la práctica del aborto en los planes de estudio (ahora el aborto es una prestación sanitaria que los médicos y el personal sanitario están obligados a atender porque la cuestión de la objeción de conciencia no está nada clara en la ley aprobada, queda pendiente de desarrollar).

 En definitiva, en palabras de Gádor Joya, portavoz de Derecho a Vivir, es un retroceso de humanidad.

 Lejos de desesperarnos o resignaros,  la batalla por la cultura de la vida tiene que reforzarse y librarse por muchos años y desde todas las dimensiones: ayudar a la mujer embarazada, educar para la vida, acoger a los que nacen independientemente de sus circunstancias, curar las heridas de la mujer que ha abortado, defender la objeción de conciencia, rebelarse contra la imposición de una educación sexual adoctrinadora y deshumanizadora…

 Sabiendo que, en definitiva, Dios es también Señor de la historia y no nos abandona aún en medio de las tempestades.

 A muy corto plazo, creemos absolutamente imprescindible seguir visibilizando nuestro compromiso público a favor del derecho a la vida en la Marcha por la Vida que tendrá lugar el próximo 7 de marzo en Madrid (o en las concentraciones que se celebrarán simultáneamente en numerosas ciudades de España, Europa e Hispanoamérica), a las 12 h. desde Cibeles hacia la Puerta del Sol a las 12 h.

 Profesionales por la Ética, como una de las 251 (hasta hoy) asociaciones adheridas a la Marcha por la Vida, va a asistir y llevar la última pancarta con un lema relacionado con el capítulo educativo de la nueva ley. Te invitamos a que vengas con nosotros y nos ayudes a llevar la pancarta (hacen falta muchas personas) y a repartir folletos informativos. Para ello hemos quedado

 a las 11, 15 en la Casa de América (Palacio de Linares)

¡Te esperamos!

 Las concentraciones que se celebran el mismo día y a la misma hora en otros países y ciudades las puedes encontrar en el enlace:

 Marcha por la Vida.   

 

Un fuerte abrazo,

 

Teresa García-Noblejas

Departamento de Comunicación de Profesionales por la Ética