VidaDe acuerdo con una nota de prensa hecha pública por la Asociación para la Defensa del Derecho a la Objeción de Conciencia (ANDOC), hasta una veintena de sanitarios de la provincia de Málaga han comunicado a la Gerencia de sus Centros de Salud, sus objeciones a su participación en el aborto. La negativa de la Administración a reconocerles su derecho a la objeción ha abierto un nuevo frente en la batalla legal contra el aborto en España, esta vez impulsado por los profesionales sanitarios en defensa de sus estatutos y códigos deontológicos.

Hasta ahora sólo un ginecólogo y un administrativo andaluces habían iniciado esta vía. En Castilla-La Mancha, los tribunales reconocieron, en vía administrativa, el derecho de objeción a una matrona.

El proceder sistemático de las  autoridades políticas de la Junta de Andalucía de rechazar las  comunicaciones de objeción de conciencia supone una obstrucción administrativa a un derecho, por lo que unos han acudido directamente  a la vía de protección de derechos fundamentales amparados por la  Constitución y otros a vías ordinarias contenciosas.

El proceder de esos profesionales sanitarios malagueños, ha supuesto el pistoletazo de salida de la carrera por la abolición del abortismo en España, según ANDOC.

Leer la nota de prensa de ANDOC.