Reconozco que el artículo me lo han escrito entre una asociación de mujeres discriminadora y un sindicato presuntamente moderado y que trata de no caer en las incoherencias “de género y clase” de los demás sindicatos.

Recibo esta indefendible y discriminadora invitación:

Invitación de CSIT:

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el próximo día 8 de marzo, CSIT UNIÓN PROFESIONAL, a través de su programa Implícate, junto con la Asociación MUM, hemos organizado una Conferencia bajo el título “La desigualdad como causa de la violencia de género”.

El acto, a petición (en esta ocasión) de la Asociación, IRÁ DIRIGIDO SOLO A MUJERES. Si estás interesada en asistir, ponte en contacto con accionsocial@csit.es

Mi respuesta:

Me parece un contrasentido que, buscando la igualdad, se niegue el derecho de la mitad de la población a asistir.

No me gustan las discriminaciones. Me repugna, por tanto, esta convocatoria.

¿Estamos creando una sociedad más igualitaria o más discriminatoria?

¿Estamos integrando, o creando guettos?

¿Estamos respetando a la mujer o discriminado al varón?

Mientras no haya hombres, no cuenten conmigo.

Sepan que una mujer se niega a colaborar con esta farsa.

Respuesta del CSIT:

Desde el Área de Educación lamentamos profundamente que esta iniciativa de naturaleza meramente lúdica le haya causado tan profunda consternación. No está en el ánimo de esta Organización Sindical ni de la Asociación MUM discriminar a nadie, y así lo han entendido los numerosos compañeros que, aún siendo hombres, aplauden actos como este que se destinan a mujeres por la sencilla razón de que lo que se celebra es el Día Internacional de la Mujer.

Agradecemos su opinión y quedamos a su disposición.

Mi respuesta:

¿Me podían informar de cuándo es el día del hombre, explicarme qué tiene de lúdico hablar de “la desigualdad como causa de la violencia de género” y qué hay que aplaudir en discriminar a la mitad de la población?

Ya les digo que el artículo me lo han escrito.  Y la verdad es que la gente se divierte con actos lúdicos francamente siniestros.

En cuanto sepa cuándo es el Día Internacional del Hombre y este sindicato, tan dado a los actos lúdico-sexistas invite a los hombres a un “ludiquísimo” acto privado con una jocosa conferencia titulada “La destrucción de la masculinidad y la criminalización del hombre” no dudaré en ponerlo en su conocimiento.

No estaba en su ánimo discriminar, dicen, pero después de tanta coeducación, igualdad y derechos… los nuevos parias… que no entren.

¿Para festejar a la mujer hace falta discriminar al hombre? Pues a mí no me interesa ese día.

Para poner algo de mi parte, les pido, por favor, que no colaboren en esta farsa, que exijan los mismo derechos para todos y que los actos lúdicos en los que se criminaliza, se victimiza, se ideologiza y se discrimina queden vacíos de gente decente.

¡Ay CSIT, quién te ha visto y quién te ve…! ¿Y quién confía en ti después de esta mamarrachada?

Alicia V. Rubio Calle.