Firma Convenio Ministerio de Igualdad y FETE-UGT 041109Los sindicatos UGT y CCOO se han convertido en correas de transmisión en la escuela de la ideología radical del Gobierno. Tal vez los 594.388 €  y  517.876 € que, respectivamente, recibieron en 2009 del Ministerio de Educación  puedan aportar algunas claves para entender el rol que ambas organizaciones jugaron en la imposición de Educación para la Ciudadanía y que ahora desarrollan, codo a codo con el Ministerio de Igualdad, en relación con la ideología de género o la particular visión del Gobierno y sus socios culturales sobre la educación afectivo-sexual en la escuela.

Madrid, 24 de febrero de 2010. Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT están de actualidad por muchos motivos. Lo que suele pasar más desapercibida es su papel como correa de transmisión de la ideología y las políticas más radicales del Gobierno. En la polémica en torno a Educación para la Ciudadanía (EpC) ya salieron a la luz personándose en procedimientos judiciales en defensa de las asignaturas y dictando instrucciones sobre cómo perseguir a los objetores.

 Ahora lo que nos encontramos es que la sección de Enseñanza de UGT (http://www.feteugt.es/Politicas,sociales,34808/Orientacion,y,diversidad,afectivosexual,67169,10,2008) se dedica a «trabajar por visibilizar» al colectivo homosexual y fomentando «los referentes positivos en el aula, apostando claramente por el reconocimiento y valoración de los distintos modelos de familia».

 Así, UGT se dedica a hacer cursos presenciales y on-line (gratuitos para los asistentes, costosos para los contribuyentes) de educación afectivo-sexual desde la perspectiva de género para tratar, por ejemplo, sobre «las relaciones afectivo-sexuales desde la práctica en el aula como transversal al resto de didácticas» o sobre «la diversidad de orientaciones sexuales». Algunos de estos cursos los imparten con grupos activistas homosexuales como Algarabia; este colectivo ofrece, entre sus actividades, talleres de desarrollo personal de intimidad y sensualidad para hombres».

 CCOO no se queda atrás, por supuesto. Colabora con lobbies homosexuales como el gallego XEGA para hacer más visible en los centros educativos «la realidad homosexual, transexual y bisexual». O con el grupo COGAM para editar y distribuir entre el profesorado la Guía Diferentes formas de amar, Guía para educar en la diversidad afectivo-sexual, en la que se recomienda a los profesores que «no presupongas la heterosexualidad de tus estudiantes; debes estar abierto a la idea de que cada alumno/a pueda ser o descubrirse heterosexual, bisexual u homosexual, o, sencillamente, que tenga dudas al respecto».

 Pero estas cosas cuestan dinero. Hay que recordar que sólo en 2009 los citados sindicatos recibieron una considerable cantidad de fondos públicos para actividades de formación y para el mantenimiento del sindicato. Así, sólo del Ministerio de Educación, UGT recibió 594 388 € y CCOO 517 876 €, equivalentes respectivamente a 98 897 842 y 86 167 316 pesetas.