images

Desde el día 4 de este mes de julio y hasta hoy se está celebrando en Ginebra la cumbre del ECOSOC (Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas), una serie de sesiones de alto nivel a la que acuden algunos jefes de Estado, representantes de diversos países y ONGs. La cumbre incluye también sesiones sobre el Examen Ministerial Anual y uno de sus capítulos trata  de la Aplicación de los objetivos y compromisos convenidos internacionalmente con respecto a la educación.

En este contexto, la asociación Profesionales por la Ética, en colaboración con Concerned Women for America, ha presentado un escrito que denuncia la vulneración de los derechos de los padres que implica la versión española de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía y solicita al ECOSOC una declaración que reconozca que estas materias escolares incumplen la legislación europea e internacional, concretamente los derechos de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones.

Descargar el escrito UN statement on parental rights presentado ante el ECOSOC (en inglés).

«Es una labor de medio y largo plazo», explica Leonor Tamayo, coordinadora del Área Internacional de Profesionales por la Ética. «El conflicto provocado por la imposición de Educación para la Ciudadanía en España no solamente ha sido denunciado ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo sino también en foros internacionales como el Parlamento Europeo o la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) y diversas instituciones y Agencias vinculadas a la ONU. Con estas denuncias nos unimos a una corriente en defensa de los derechos fundamentales y la dignidad de la persona que está empezando a emerger en Europa. Confiamos en que estas acciones acaben obligando al actual Gobierno español o al siguiente a eliminar las asignaturas de Educación para la Ciudadanía del curriculum escolar».