La sorprendente reacción negativa de los mercados financieros internacionales ante las nuevas y drásticas medidas del Gobierno de Rajoy contra la crisis están evidenciando, una vez más, la complejidad de la situación por la que atraviesa España. No es fácil, en efecto, comprender un escenario que día a día se hace más confuso y, por ende, más preocupante cualquiera sea la dimensión desde la que quiera abordarse.

Santiago Martín, con su habitual lucidez y capacidad para nadar contracorriente,  ha tratado de aportar algunas claves de la situación en unas interesantes reflexiones publicadas en su blog de Religión en Libertad y que llevan por título «La crisis como excusa». En ellas, el sacerdote y periodista apunta el poderoso entramado financiero que está detrás tanto de las calumnias a los obispos norteamericanos por su vigorosa y admirable campaña por la libertad religiosa como de los esfuerzos para la reelección de Obama. A partir de esa perspectiva, afirma el P. Martín, «quizá podemos entender lo que está pasando en España».

Según explica, «no es que Rajoy vaya a cambiar todo lo que dejaron mal hecho sus predecesores, Pero lo poco que ha dicho que va a modificar les ha puesto tan nerviosos que el acoso contra él y su gobierno es asfixiante. De nada sirven las reformas, como estamos viendo, para calmar a los mercados, luego entonces es que esos mercados lo que desean no es más reformas, sino que lo que quieren es precisamente que no se hagan reformas: que no se toque la ley del aborto, ni la educación para la ciudadanía, ni el matrimonio homosexual. Que no se modifique nada de eso no vaya a ser que alguien en Iberoamérica nos copie y se derrumbe el plan que llevan desarrollando desde hace décadas».

Y se pregunta: «¿Está Soros detrás de esta estrategia? ¿Es el mercado tan ciego y tan avaro que no hay intencionalidad política en sus decisiones? ¿Se explica todo por los excesos en el gasto que hemos cometido o estos excesos más que causas son excusas?»

«De momento  –concluye–, estos amos del mundo y siervos del señor de las calumnias han puesto un buen fajo de millones sobre la mesa para insultar a los obispos católicos norteamericanos y que gane Obama las elecciones. Esto es un dato. Lo demás es más que probable».

Para leer en Religión en Libertad el texto completo del artículo «La crisis como excusa» (17/07/2012), pinchar aquí.

Para ver en Magnificat.tv el vídeo del P. Santiago Martín con la grabación de «La Crisis como excusa», pinchar aquí.