La corresponsal en Pekín de ARN Digital, Rita Álvarez, da detallada cuenta en un artículo publicado en este medio del descontento popular en Hong Kong por los planes de China de introducir un sistema de “Educación Nacional” en la excolonia británica

El objetivo del programa es «enseñar a los estudiantes la historia de China y fortalecer su identidad», pero para muchos, explica, «esto no es más que una forma de intento de manipulación de la formación que reciben sus hijos».

«Las protestas –continúa la crónica–  no se hicieron esperar, y por tercera vez en lo que va de año, unas 90.000 personas, pancarta en mano, se han movilizado este fin de semana en las calles de Hong Kong, si bien la Policía fijó la cifra de participantes en una tercera parte.

Todo parece ser poco para poner freno a una medida que entraría en vigor en las escuelas primarias para el curso escolar que comienza en septiembre y que sería de obligada implantación a partir de 2016 para las escuelas públicas de secundaria, aunque no será objeto de ningún tipo de examen.

La medida resulta difícil de encajar en una sociedad abierta y acostumbrada a las libertades de opinión y de manifestación y muy reacia al control y censura con la disidencia o Internet que impone Pekín, por ello los oriundos de Hong Kong llegan a preguntarse si la reforma del sistema educativo será un patrón a aplicar en otros aspectos».

Leer el contenido completo del artículo de Rita Álvarez «Hong Kong se opone a su Educación para la Ciudadanía» (ARN Digital, 31/07/2012).