Este pasado jueves, la presidente de Profesionales por la Ética, Leonor Tamayo, y el Secretario General de la entidad, Francisco Navarro, mantuvieron una reunión con el Consejero de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Carlos Izquierdo.

Los representantes de Profesionales por la Ética trasladaron al Consejero la preocupación de nuestra asociación por el contenido regresivo para las libertades de la ley de LGTBifobia, aprobada el pasado año por la Asamblea madrileña.

En relación con esta misma cuestión, hicieron entrega a Izquierdo del modelo de consentimiento informado (pin parental) que estamos promoviendo para que los padres, como primeros responsables de la educación de sus hijos, sean informados de las actividades complementarias en los centros escolares que afecten a la formación moral de los alumnos en cuestiones socialmente controvertidas. Los padres están amparados por la legislación educativa para que sean ellos quienes autoricen o no este tipo de actividades escolares.

En el transcurso de la misma reunión, Tamayo y Navarro presentaron al Consejero de la nueva versión actualizada del informe sobre vientres de alquiler que Profesionales por la Ética está difundiendo en las últimas semanas entre los decisores políticos.

(En la imagen, un momento de la reunión entre el Consejero Carlos Izquierdo y Francisco Navarro, Secretario General de Profesionales por la Ética, y Leonor Tamayo, Presidente de la asociación).