Scotlands ParliamentDe acuerdo con las informaciones de la BBC, el Parlamento de Escocia acaba de rechazar por una amplía mayoría el ‘Margo MacDonald’s End-Of-Life Assistance bill’, que hubiera supuesto la legalización de la eutanasia en Escocia.  El resultado de la votación ha sido 85 votos  por el rechazo de este proyecto de ley, 16 a favor y  2 abstenciones.

Según datos de la Euthanasia Prevention Coalition (Coalición para la Prevención de la Eutanasia), este amplio apoyo parlamentario en Escocia al respeto de la vida y la dignidad de la persona hasta la muerte natural llega después de un éxito similar en Australia del Sur, con una mayoría de 12 a 9. En Septiembre, un proyecto también parecido había sido rechazado por 29 a 11 votos en Australia del Oeste. El 21 de Abril, Canadá rechazó asimismo el bill C-384, que hubiera supuesto la legalización de la eutanasia y el suicidio asistido. La votación en el caso de Canadá fue de 228 a 59. También en el pasado mes de Enero, un proyecto del estado norteamericano de New Hampshire, que hubiera legalizado el suicidio asistido al «estilo Oregón», fue rechazado por 242 a 113 votos.

Leer en la BBC ‘Margo MacDonald’s End of Life Assistance Bill rejected’ (01/12/2010).

Leer en Euthanasia Prevention Coalition ‘Scottish Parliament rejects McDonald euthanasia bill’ (01/12/2010).

Leer en Care Not Killing ‘Overwhelming defeat’ (02/12/2010).

Leer en Infocatólica el texto completo de la conferencia «La dignidad del hombre ante la muerte» de Mons. Carrasco (Encuentro sobre ‘Muerte Digna’ organizado por el Comité de Ética Asistencial del Área Sanitaria de Lugo) (13/12/2010).

Comentando los resultados en el Parlamento de Escocia, Gordon Macdonald, de la Care Not Killing Alliance (Alianza Cuidarles No Matarles) de Gran Bretaña, ha afirmado:

«Este es un resultado fantástico y una victoria de los más vulnerables de nuestra comunidad. (…) Los parlamentarios han votado de manera abrumadora que la legalización del suicidio asistido supondría poner en peligro la seguridad pública. En su lugar, han emitido un amplio respaldo a unos cuidados paliativos ampliamente disponibles y accesibles.

«El argumento clave que decidió esta votación y las otras similares de la Cámara de los Lores en 2006 y 2009 es muy simple. Facilitar un  ‘derecho a morir’ puede convertirse en el ‘deber de morir’. Las personas vulnerables que están enfermas o son ancianas o discapacitadas pueden sentir fácilmente la presión, real o imaginaria, para dar fin a sus vidas para no ser una carga para otros.

«La primera responsbilidad del parlamento es proteger a los vulnerables y eso es lo que han votado hacer hoy».