índice

Hola

Me gustaría leyerais una carta que he mandado a los miembros del Consejo Escolar del CEIP donde estudia uno de mis hijos por si lo consideráis a bien publicar.

Al leer la memoria del Proyecto de Coeducación me ha llamado la atención (y llenado de preocupación) varias cosas.

En primer lugar, la asimilación del lenguaje «politicamente» correcto.

En segundo lugar, me preocupa las actividades programadas dentro de cada aula.

Y en tercer lugar, pongo en duda la finalidad en sí del propio Proyecto.

Me gustaría que aceptárais mis críticas como algo positivo, ya que lo que trato es de reflexionar sobre qué y cuáles son los mensajes que estamos mandando a nuestros hijos y no trato de poner en duda las intenciones del AMPA al desarrollar el proyecto en sí.

Como toda crítica debe ser argumentada, lo voy a intentar y os pido sepáis perdonar mis carencias a la hora de expresar por escrito lo que pienso, y tengáis en cuenta las dificultades con las que nos encontramos los que «nadamos contra-corriente »a la hora de intentar explicar algo que comienza, desgraciadamente, a ser habitual (que no normal ): la manipulación del lenguaje y el significado de sus palabras.

Lenguaje «políticamente» correcto

La utilización del término «violencia de género» es incorrecto y tratar de explicar lo que (supuestamente) significa a niños menores de 11 años es una barbaridad (como así lo demuestra la rectificación, muy acertada y afortunada, que hacéis en la misma memoria y dice lo siguiente:……. «siendo el día contra la violencia de género tratado como de la no violencia en general por la crudeza del tema y edad del alumnado…….»

Ese término- de género- denominó así a lo que en un principio iba a ser llamada ley de «violencia contra la mujer» pero cuando se dieron cuenta que legislar discriminando a la mitad de la población era totalmente anticonstitucional se inventaron la coletilla «de género» que no se sabe exactamente que significa, bueno, va en consonancia con la llamada «Ideología de Género» que utiliza el movimiento radical feminista y que tratan de inculcarnos a toda costa, ya que lo que en español entendemos por género es la asignación simbólica de masculino-femenino que damos a las cosas inanimadas. Resumiendo: los seres vivos tenemos sexo y las cosas género.

Creo que sería mucho más educativo y correcto hablar de comportamientos violentos y sobre todo, del derecho de todo ser humano a ser respetado como lo que es: un ser humano, independientemente de su edad, raza, condición o sexo (y no género).

Por esto creo que sería mejor y más correcto hablar a los niños, en todo caso, de violencia doméstica o violencia en el hogar.

Actividades programadas dentro de las aulas

Creo que sería conveniente informar con anterioridad a los padres de los contenidos y los ponentes de las actividades que se desarrollan dentro de las aulas si éstas no pertenecen a las asignaturas regladas.

Algunos creemos que la educación moral de los hijos es responsabilidad de los padres y es un DERECHO que nos asiste según el Art. 27.3 de La Constitución Española y la Carta de los Derechos fundamentales de la UE. No queremos, ni vamos a permitir, que se trate de inculcar con mensajes confusos y/o conflictivos que van en contra de nuestras convicciones, bien sean morales o religiosas, a nuestros hijos.

Demasiado tenemos con tanta pedagogía «ideológizada» que impregna todo el sistema educativo actual.

Además deberíamos estar atentos a la implantación de la asignatura EpC en nuestro colegio (último curso de primaria) ya que puede traer problemas al entrar en conflicto con las convicciones morales y religiosas de muchos padres.

Yo me he declarado públicamente padre objetor y mis hijos no cursarán esa asignatura.

Finalidad del Proyecto de Coeducación

Mi escepticismo hacia la finalidad del proyecto radica en que hoy en día empieza a cuestionarse la efectividad de la enseñanza mixta, no está claro que sea mejor y más exitosa sobre todo en determinadas edades de los alumnos, ya que argumentan estos especialistas que la etapa de maduración entre niños y niñas es diferente, así como sus cualidades y destrezas en determinadas asignaturas. Por lo que algunos expertos piensan que el separarlos no es nada sexista, ni carca, ni antiguo, sino todo lo contrario, es beneficioso para algunos y, sobre todo, para las niñas, que presentan un grado de madurez a edades más tempranas que los niños.
Como yo no soy experto pero considero que la enseñanza diferenciada no debe ser tachada ni de sexista, ni antigua, ni carca y puede ser una opción tan válida como la mixta y ésta no debería ser elevada a dogma de fe, pongo en duda la finalidad en sí del proyecto. Actualmente en colegios mixtos de muchos países se está separando a los niños en determinadas asignaturas.

En el Reino Unido los 25 colegios con mayor y mejor nivel educativo corresponden a centros con enseñanza diferenciada.

Muchos de los padres del cole que conozco hemos pasado por colegios con enseñanza diferenciada y no creo hayamos sufrido ningún trauma, carencia o dificultad a la hora de relacionarnos con los del sexo opuesto, yo por lo menos así lo pienso.

Bueno, termino con una conversación que tuve con mi hijo a mitad de curso sobre la utilización correcta del lenguaje. Considero que ésta, tanto oral como escrita es esencial, ya que a través de su incorrecta utilización se puede confundir y manipular a las personas, aparte de ser un ejemplo pésimo.

Hijo: ¡Mira, papá, ese edificio tan alto!
Papá: ¡Sí, es altísimo, es el más alto de todos!
Hijo: El más alto de todos y de todas…..papá.
Papá: No hace falta que digas de todas……
Hijo: ¡Sí, papá, de todos y de todas!

Al día siguiente el papá, o sea yo, iba un poco más preparado.

Papá: ¡Mira, hijo, aquél árbol tan alto!
Hijo: ¡Qué altísimo, papá !
Papá: Es el más alto de todos, ¿verdad?
Hijo: ¡De todos y de todas, papá!
Papá: Es verdad, hijo, de todos los árboles y de todas las árbolas
Hijo: ¡jajaja! ¿Arbolas? ¡Eso no se dice, papá!

Desde ese día todas las mañanas hacemos chistes con todos y todas, árboles y árbolas, edificios y edificias……. miembros y miembras …… etc.

Y desde entonces nos reímos mucho, la verdad.

Un saludo a todos y que disfrutéis del verano.

Ignacio Grosso Goenechea

«La decadencia que viene sufriendo la enseñanza desde hace treinta años es consecuencia de una opción deliberada, según la cual la escuela no debe tener por función transmitir conocimientos». (J.F. Revel)