Ante la reforma de la ley del aborto

Protección inequívoca del derecho a la vida y eliminación de la educación sexual gubernamental

Madrid, 25 de enero de 2012.

Ante el anuncio realizado hoy por el ministro de Justicia de reformar la Ley de salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo, Profesionales por la Ética recuerda al Gobierno que el derecho a la vida debe ser defendido sin ambigüedades ni reformas tibias. «Resultaría inaceptable», ha manifestado Jaime Urcelay, presidente de esta asociación, «que la reforma incluyera únicamente la obligación de contar con el consentimiento paterno para la realización de abortos de menores de edad».

Urcelay ha recordado que el ministro de Justicia ha hecho referencia a la doctrina del Tribunal Constitucional (TC) en materia de protección de la vida humana. En este sentido, la sentencia del TC que abordaba este asunto en 1985 reconocía la existencia de una vida humana que había comenzado en la gestación y era distinta de la madre. «La vida humana», explicaba el tribunal, «es un bien jurídico» protegido por la Constitución Española, por lo que el Estado está obligado a realizar una efectiva protección del nasciturus.

«No aceptaremos una reforma legal que no implique una protección inequívoca del derecho a la vida, la eliminación del aborto como posibilidad legal y un plan de ayuda a la mujer embarazada», ha afirmado Urcelay.  El presidente de Profesionales por la Ética ha recordado que el capítulo educativo de la Ley de salud sexual y reproductiva, que incluye una educación sexual obligatoria de corte gubernamental, atenta gravemente contra el artículo 27.3 de la Constitución Española.